Lunes, 26 de junio de 2017


Dunyaska: una historia de género

Viernes, 06 Mayo 2016
  • Por:  Karen Nochebuena
Mariana Dunyaska García Rojas, candidata abanderada por el Partido Acción Nacional (PAN) a la diputación local por el Distrito XVII en el municipio de Medellín de Bravo Mariana Dunyaska García Rojas, candidata abanderada por el Partido Acción Nacional (PAN) a la diputación local por el Distrito XVII en el municipio de Medellín de Bravo Comunicación Social Mariana D. García Rojas

Mariana Dunyaska García Rojas actualmente participa en la contienda electoral del 2016 como candidata abanderada por alianza del Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la diputación local por el Distrito XVII en el municipio de Medellín de Bravo, zona en la que ha realizado un constante trabajo político.

Su participación política en el PAN

García Rojas, nació el 29 de octubre de 1974, es hija única y se considera a sí misma como una mujer comprometida con su familia; es madre de dos hijos, los cuales actualmente cuentan con la edad de 21 y 17 años. Contrajo nupcias en el año 1993 y permaneció casada alrededor de 20 años y posteriormente, en el 2012 su aun esposo y ella, decidieron la separación y divorcio.

A los 17 años inició en la política trabajando desde un principio al Partido Acción Nacional (PAN) integrándose al equipo de Ángel Rafael Deschamps Falcón quien contendió para alcanzar la alcaldía de Boca del Río, Veracruz.

“Yo entré al PAN porque la calle donde vivía no estaba pavimentada y la habían declarado por el gobierno priísta, ante Notario Público como obra ya concluida (…) Fue aproximadamente en los 90’s que llegaron los apoyos de solidaridad aquí y llegó cemento, la cal, en fin, todo  lo que se requería para llevar a cabo ésta obra; pero vendieron el material a mitad de precio en el ayuntamiento que estaba entonces, declararon la calle como pavimentada (…) Fue la época en la que fue candidato Ángel Deschamps para la alcaldía de Boca del Río y entonces nos sumamos a trabajar junto con él, para buscar un cambio aquí en el municipio y cuando se logra el triunfo, es cuando logramos la pavimentación de la calle. Así nació mi carrera política”.

Posteriormente, Mariana Dunyaska García Rojas trabajó en el Comité Municipal del Partido Acción Nacional, siéndole asignada la secretaría de promoción política a nivel municipal. También fue coordinadora de Vinculación en el PAN y posteriormente se perfiló como candidata suplente del diputado local de mayoría en el 2007.

“Caminé por el distrito en la parte rural y después de esto, me invitan a ser coordinadora de Promoción Política de la Mujer en el estado de Veracruz (2008-2011). Me dediqué a trabajar en todo el estado de Veracruz bajo objetivos específicos (...) La primera era que las mujeres asistieran a Xalapa para ser capacitadas (…) Una de mis estrategias fue llegar a los municipios a atenderlas, a capacitarlas, a motivarlas y a darles las herramientas políticas para su desarrollo personal (...)La segunda, fue generar una gran alianza en donde hombres y mujeres buscáramos a la mejor opción del sexo femenino para ser candidata y en ese trabajo, obtuvimos muy buenos resultados”.

Indicó la hoy candidata a la diputación local por Medellín de Bravo, que uno de sus primordiales objetivos es trabajar a favor de la lucha de género y con ello, integrarlas al trabajo productivo de la política en Veracruz.

“Armamos un proceso de visualización en muchas de las mujeres que habían sido funcionarias en la época del PAN (...) Las que estaban en las estructuras internas, logramos que fueran candidatas u obtuvieran un cargo público (...) Dicha estrategia funcionó muchísimo, se hizo un mural con el nombre de todas, un libro y un video con el que hacíamos referencias de todas que habían logrado estos méritos (...) También llevamos cursos de nivel internacional para que ellas se capacitaran en media training, en oratoria, en estrategia electoral, es decir, de todo  lo que un político debe conocer para poder destacarse”.

Producto de este trabajo, logró en el 2010 –en ese proyecto de 2008 al 2010- el mayor número de candidatas electas a regidoras, síndicas, presidentas municipales,  y diputadas. Consiguiendo doblar -en ese período- el número de mujeres que habían obtenido integrarse en el espacio político como funcionarias públicas, de lo que tenía registrando el histórico del PAN del 2008 hacia atrás.

“Este proyecto lo llevamos a cabo en todo el estado (…) Un trabajo muy fuerte, pues fue defender en la mesa las candidaturas de mujeres que sabíamos podían ganar (...) Pero también hicimos otra estrategia muy importante –que considero vale la pena mencionar y que contribuye en ésta parte de la alianza- que cuando en realidad había un candidato que tenía la posibilidad de ganar y era hombre, lo que hacíamos era una negociación con la compañera que también quería participar (...) Derivado de ello, muchas compañeras lograron a ser síndicas (...) Se generó un activo muy padre que logró obtener espacios políticos para las mujeres (...) Con esto logramos la inclusión de muchas mujeres en este período”.

En el 2010 fue electa como consejera Nacional del PAN en el 2010, puesto que actualmente desempeña.

Se sumó a la campaña de Josefina Vázquez Mota en el 2012 y el 19 de febrero del 2012, fue electa diputada federal plurinominal obteniendo el primer lugar a nivel estado.

“Gracias al trabajo y a la suma de muchos líderes –hombres y mujeres- que me dieron la oportunidad y la confianza (…) Fue una elección bastante interesante, en la boleta, como nunca se había dado; se anotaron muchísimas mujeres y la gente me dio su respaldo. Reconocieron el trabajo, reconocía el nombre, reconocía la cercanía y gracias a eso logramos la diputación federal plurinominal”.

En septiembre del 2012 se integró al trabajo legislativo proveniente del Congreso de la Unión y una de sus principales tareas, fue trabajar en el tema de la transparencia y rendición de cuentas. Fue secretaria de la Comisión de Vigilancia de Auditoría Superior de la Federación, una de las comisiones más importantes en el pleno de la Cámara Baja y desde tribuna, comenzó a señalar y lograr en cuestión legislativa temas en ese tenor.

“En la primera Comisión Permanente que participo, se logra que se abra el tema del secreto bancario de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (...) Que alguna u otra forma se diera todo el acceso de la información de la deuda pública de estados y municipios (...) Es una iniciativa que yo  presenté y que se logra (...) La deuda pública de los estados es la deuda pública con los ciudadanos”.

Logros académicos y políticos

Mariana Dunyasca García Rojas, realizó sus estudios académicos tanto en el municipio de Veracruz y Boca del Río. Al no tener posibilidades económicas suficientes, sus esfuerzos iniciaron desde temprana edad por el deseo de lograr una carrera profesional, situación que la obligó a esmerarse para obtener becas y así llevar a cabo su proyecto de estudios.

“Mis estudios los realicé aquí en Veracruz, casi todos los ejecuté becada para poder salir adelante (...) Con relación a mi área de estudios, me he dedicado es atender la violencia en contra de los niños, por temas o casos de maltrato y abuso sexual, lo que tiene que ver con el trabajo de los derechos de las mujeres y la erradicación de la violencia de género, que se presenta de manera muy continúa”-

Para la hoy candidata a la diputación local por el Distrito XVII, su instrucción educativa y la política se fueron dando de manera natural desde muy temprana edad. “Ya cuando inicié mi carrera profesional (…) A través de mis resultados políticos, he gestionado apoyos a las asociaciones civiles, desde la función pública a favor de los municipios del estado de Veracruz, con escuelas de artes y oficios, casas de cultura, pavimentaciones y espacios deportivos para el desarrollo de los jóvenes de diferentes partes de este estado.”

García Rojas, indicó que antes de entrar a la política se dedicó por mucho tiempo a trabajar en comunidad, donde daba pláticas y hacía evaluaciones a niños en zonas marginadas en el municipio de Boca del Río.

Posteriormente, ya integrada en el trabajo político que le demandaban las acciones al interior del PAN, se dedicó a combinar su carrera profesional para trabajar con los jóvenes, con las mujeres en el área de acción juvenil.

“En el Partido Acción Nacional hice carrera política, pero también trabajé arduamente en pintar bardas, en volantear, en cuidar casillas, en colgar gallardetes (…) Todo esto me fue dando una proyección de trabajo político (…) Me fui enamorando de la política”.

Una historia que contar

Mariana Dunyasca García Rojas vivió con sus abuelos a la edad de tres años, luego del fallecimiento de su madre a causa de un embarazo de alto riesgo. Los padres y una hermana de su madre –quien fue la que la adoptó-.

“Mis papás fueron mis abuelos (…) Fue una infancia muy bonita, crecí como hija única. Esa cercanía con mis abuelos fue la que me hizo madurar y ver las cosas bajo otra óptica (…) Mi abuelita era quien estaba siempre a cargo de mí, era la que me orientaba (…) Es a la que le digo mamá, es la que ve a mis hijos (…) Yo tuve mucha suerte porque tenía muchas mamás (…) Tenía a mi mamá Aurora, a mi mamá Tere, a mi mamá Chepita y también muchas tías que me apoyaban y me cobijan”.

García Rojas inició su vida académica en la Primaria Luz Andape de Betancourt la mejor conocida como la Juanita Folgueras. Un plantel educativo al cual ella considera de mucho prestigio, de muchos valores, una escuela de mucha disciplina con un nivel académico bastante elevado.

La secundaria la realizó en la escuela José Azueta en Boca del Río; donde estudió una parte por la mañana y la otra por la tarde. “Puedo considerar que mi vida política inició bajo esos salones (…) Cuando llegué a tercero  de secundaria, la José Azueta tenía muchas necesidades (…) Es una escuela grande de 18 salones con muchos alumnos (…) En ese entonces me invitan a ser presidenta de la Sociedad de Alumnos, fue mi primera elección y la gané (…) Fue una experiencia muy reconfortante, porque había que gestionar para el mantenimiento de ventanas, puertas, ventiladores (…) El dinero que se generaba por medio de la cooperativa escolar, se utilizaba para reparar este tipo de desperfectos (…) Se logró reparar la mitad de las aulas, lo cual me dio muchas satisfacciones”.

El bachillerato y carrera profesional en Psicología, lo realizó en la Villa Rica, ambas etapas la cumplió becada tanto por parte del plantel y del gobierno del estado para poder permanecer en dicha institución.

“En esa etapa me quedé al cuidado total de mi abuela, pues mi abuelo vivió un tiempo en Jalisco con una tía, que necesitaba apoyo (…) Fue una etapa complicada, porque me quedé con la total responsabilidad de la casa y de la abuela (…) Son cosas duras, pero cosas que también te forman (…) Todo esto me fortaleció en el respeto a los adultos mayores, luego de escuchar las anécdotas vivenciales de mi abuela, de la experiencia de ella con mi bisabuelo, el cual en su tiempo fundó el municipio como quien dice (…) Él puso la primera tienda, el primer servicio de teléfono, el primer telégrafo, la primera tortillería, es decir (…) Mi bisabuelo era un español que llegó a Veracruz huyendo de la Guerra Civil, quien fue sacado de España pequeño, luego de que su madre lo puso en un barco para sacarlo del país”.

Dentro de las enseñanzas de su madre adoptiva, aprendió el sentido de la solidaridad, a compartir, saber ayudar a su prójimo, sin esperar nada a cambio. Supo a temprana edad a conocer la solidaridad de los demás –en este caso su familia- luego de la muerte de su madre.

 “Mi abuela me decía: Siempre que se tengas la oportunidad, trata a las personas en primera instancia, como te gustaría que te trataran (…) Otra enseñanza muy valiosa de mi abuela y que me formó realmente a la persona que soy, es el tema de la generosidad (…) Cuando tengas la oportunidad de ayudar a alguien, hazlo, y no esperes nunca una recompensa por ello (…) Hay que dar hasta donde duela y hay que dar lo que a uno le nace, que la vida te lo recompensará con creces”.

Su abuelo, consolidó el criterio de Mariana Dunyaska García Rojas. Él la estimuló para no quedarse parada y sin avanzar. A mantener una constante necesidad de emprender cosas nuevas y a no tener límites para alcanzar todo aquello que ella se propusiera.

“Mi abuelo fue un hombre que le gustaba mucho los negocios. Él hacia negocio de todo y me enseñó que uno como persona no tiene límites (…) Que todo lo que yo quisiera hacer, lo podía realizar siempre y cuando yo así lo quisiera (…) Tú puedes logar lo que quieras, me decía (…) Tú siempre vas a poder, tú eres exitosa, tú puedes con todo (…) Hoy lo pueden llamar como programación o autoestima, esas cosas me enseñaron a no ver a nadie hacia arriba ni hacia abajo (…) Siempre verlos a los ojos y al mismo nivel y aprendí, que toda la gente tiene talento y capacidad para aportarte con una idea o con su trabajo y que siempre debes de estar abierto a escuchar, porque todos los días puedes aprender algo de las personas (…) Por difícil que se viera, él me decía, sueña alto, sueña en grande, los sueños no tiene que tener límite”. Todo eso me nutrió en mi vida.

Mueren los abuelos en el 2004. “Mi abuelo muere un 23 de julio y mi abuela un 30 de diciembre del mismo año (…) Ella decía –cuando murió mi abuelo- que no sabía ser viuda, que no podía vivir y murió de tristeza (…) Ellos vivieron juntos alrededor de 60 años de casados”.

Los hechos son los que arrastran y las palabras se las lleva el viento

Mariana Dunyaska García Rojas, se sabe una mujer con experiencia, de resultados, de palabra, de compromisos, en donde su prioridad actualmente es el que prevalece con Veracruz, es por ello, que no dudó en aceptar la invitación de su partido político, Acción Nacional y tomar el reto de postularse para la candidatura a la diputación local por el Distrito XVII por Medellín de Bravo.

“Estamos a nada de romper más de 80 años de gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y quiero ser partícipe de ello como ciudadana, como mujer (…) Todo esto me llena de energía”.

Indicó que el estado de Veracruz merece un gobierno a la altura de su gente, quienes, son maravillosos, es capaz, talentosa, inteligente, entregada, apasionada, son personas que al llegar a cualquier municipio, al más humilde, te abren su corazón y las puertas de su casa.

Son personas que luchan, que trabajan todos los días, que se esfuerza y por lo tanto, es inadmisible que del gobierno actual lo único que han obtenido es pobreza, es marginación, inseguridad, falta de empleo, falta de salud, de caminos.

“Yo como ciudadana libre, como mujer, como madre, como veracruzana debemos exigirle al gobierno que opere a la altura de nuestro esfuerzo, a la altura de nuestra historia, al tamaño de lo que somos como veracruzanos y es ahí en donde estoy muy emocionada porque creo que es el mejor momento para brindarle a Veracruz un cambio (…) Forjar un rumbo distinto para este estado”.

La hoy candidata a la diputación local por el distrito de Medellín de Bravo, indicó que Veracruz es el estado que lo tiene todo, sólo se tiene que acomodar todo la mala gestión que el gobierno de actual ha desarrollado, “Tenemos que empezar reacomodar el desorden (…) Tenemos que hacerlo ya (…) Para limpiar la casa hay que sacar todo y hay que elegir lo que sirve y lo que no sirve (…) Estoy segura que hoy es el principio de la gran transformación de Veracruz”.

Valora este artículo
(0 votos)