Miércoles, 23 de agosto de 2017

  • Político cordobés

La fortaleza de Juan Bueno Torio es su familia

  • Sus bases políticas
Viernes, 22 Agosto 2014
  • Por:  Silvia Núñez Hernández
Diputado federal plurinominal por el Partido Acción Nacional, Juan Bueno Torio. Diputado federal plurinominal por el Partido Acción Nacional, Juan Bueno Torio. Alejandra Gamboa

Juan Bueno Torio, veracruzano, originario del municipio de Córdoba, actualmente funge como diputado federal plurinominal por el Partido Acción Nacional, su transición de la vida empresarial a la actividad política en el estado de Veracruz, se dio por su participación en cámaras empresariales ubicadas en el municipio de Córdoba y a nivel nacional con la representación de los exportadores de café de México.

Este político de origen cordobés es licenciado en Administración de Empresas por la UNAM, empresario en actividades agroindustriales, comerciales, financieras, inmobiliarias y de servicios. Incursionó en la política al ser diputado federal del PAN, para después ser nombrado por Vicente Fox subsecretario de la Pequeña y Mediana Empresa de 2000 a 2003, año en que fue designado director general de PEMEX Refinación. Para el año 2006, presenta su renuncia a la paraestatal para contender por la Senaduría en Veracruz, siendo electo para ejercer el cargo hasta 2012. Finalmente,  gracias al buen trabajo realizado en el Senado, el Partido Acción Nacional le pide ocupar el puesto de diputado federal por representación proporcional de la Tercera Circunscripción en la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, donde llevó como coordinador de Política Económica del GPPAN y secretario de la Comisión de Energía, gran parte de las negociaciones de las Reformas Laboral, Financiera, Competencia Económica, Telecomunicaciones y Energética.

Fue en el año de 1980 a la edad de 29 años, que motivado por los negocios familiares participó dentro de las actividades empresariales de las cámaras. Fue presidente de la Cámara Nacional del Comercio (Canaco) en Córdoba, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra) y de la Asociación de Industriales del Estado de Veracruz (AIEVAC) y fundó con empresarios locales la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que atendía a Córdoba y Orizaba.

Motivado de tales actividades, lo acercó indirectamente el estar relacionado en la vida política “No precisamente en un proceso político de votos y elecciones, pero si en la actividad política empresarial”.

Bueno Torio, recordó que antes de ocupar puestos de importancia, dirigió junto con su padre las empresas familiares “En aquel tiempo teníamos la Agencia de Autos de la Chrysler, empresas relacionadas a la producción de arroz y café, así como otras actividades empresariales que desarrollábamos por ese entonces”.

En año de 1994, cuando se llevó a cabo la contienda electoral para alcaldía del municipio de Córdoba, “Preparé un documento para los tres partidos políticos –PAN, PRI y PRD- para plantearles incluyeran en sus propuesta de cara a las elecciones municipales, 10 puntos que consideré serían importantes para Córdoba, me fui de vacaciones y a mi regreso, el Partido Revolucionario Institucional me hizo la invitación para participar a contender internamente (…) No se dio esa candidatura, pero se hizo mucho “ruido” en ese entonces, entorno a ello (…) Derivado a que siempre apoyé a los candidatos del Partido Acción Nacional, inicié mi vida política. Sin ser panista apoyé a Manuel de Jesús Clouthier del Rincón cuando vino a Veracruz y a otros candidatos del PAN a diputaciones federales y locales (…) Simplemente como una persona de la actividad empresarial, invitado hacia las actividades políticas”.

El diputado federal, indicó que en dicho año no fructificó obtener candidatura para la alcaldía del municipio cordobés, pero lograron impulsar por el PAN a un personaje empresarial de renombre para poder ocupar dicho puesto, Tomás Ríos Bernal, quien actualmente y por segunda ocasión funge como presidente municipal de Córdoba.

“A partir de momento en que se gana la alcaldía, Acción Nacional en Córdoba se reestructuró y me convertí en el presidente de la delegación del PAN –pues aun no existía como comité municipal- (…) Con Carlos Castillo Peraza me involucré mucho en el partido, de hecho, el presidente nacional del partido vino en muchas ocasiones a Córdoba a darnos pláticas (…) En ese tiempo logramos afiliar a más de 250 personas a nuestro partido” recordó.

Bueno Torio participó en la construcción del panismo tanto en su municipio como en los municipios aledaños a él, que propició la activa participación de la militancia de albiazul para contender en importantes puestos de elección popular.

“En el año de 1997, cuando ya se debía de analizar la propuesta del PAN tanto para diputados federales como para alcalde (…) Platicando con todo los amigos, no encontrábamos quien fuera el candidato y fue cuando yo asumí la candidatura para la diputación federal y posteriormente para la Alcandía Armando Croda de la Vechia”.

Bueno Torio, indicó que a través de la campaña que realizó, conoció a detalle de las necesidades de su distrito, pues caminó y entregó sus trípticos informativos tocando las puertas y entregando personalmente el material para que conocieran sus propuestas.

“Fue una campaña muy bonita, me permitió conocer la problemática de mi municipio de Córdoba y de los otros siete municipios que comprendía el distrito 16 (…) Caminé de 7 de la mañana a las 11 de la noche, hice 100 mil folletos que solamente los daba yo, nadie más, se lo daba al ciudadano cuando tocaba a su puerta y sólo me quedaron cinco mil folletos que no entregué (…) Así que entregué 95 mil folletos en mano”.

Con 56 mil votos a favor, se convirtió en el primer diputado federal electo de mayoría por el Partido Acción Nacional en el estado de Veracruz, originando conquistar una brecha que no existía en la entidad.

“Derivado de mi formación empresarial, posteriormente, el coordinador del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, en la Cámara de Diputados, el senador, Carlos Medina Plascencia, me dio la oportunidad de ser el presidente de la comisión del Patrimonio y Fomento Industrial, donde pude impulsar una buena parte de las reformas vinculadas a la pequeña y mediana empresa.”

“Sacamos en ese tiempo una muy importante que se quedó terminada en la legislatura que participé, pero que no se aprobó hasta la siguiente legislatura, cuando ganamos con Vicente Fox”.

Bueno Torio, indicó que luego en la Cámara de Diputados también le tocó ser actor importante en todo el  programa de Apoyo de Deudores de la Banca, planteamos estrategias para quienes debían créditos hipotecarios y que estaban perdiendo sus casas, sus empresas y tenían problemas en sus tarjetas de crédito.

Posteriormente, dentro del gobierno de Vicente Fox Quesada, se convirtió en el primer subsecretario de la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría de Economía, donde pudo impulsar programas de apoyo que aún están vigentes, así como fondos de garantía para que fluyera el crédito a las empresas. También llegó a ser el Director de PEMEX Refinación, cargo al que renunció para ser el candidato al senado por el PAN, que gracias al voto de los veracruzanos, permitió que fuera senador de Primera Minoría y el primero en ganar al PRI una elección estatal (…) Terminé el cargo como senador, teniendo como finalidad el regresar a las actividades productivas de las empresas familiares (…) Sin embargo, Gustavo Madero me propuso como diputado plurinominal, nombrado por el Comité Ejecutivo Nacional del PAN”.

Sus valores

Juan Bueno Torio en su entorno familiar se considera una persona muy afortunada, donde su formación fue concedida principalmente por parte de sus padres, a quienes admira y respeta profundamente.

“Mi padre tuvo a bien de darnos una educación, dura, fuerte, muy estricto, pero también fue con mucho acercamiento y cariño (…) Mi madre de igual forma educándonos, guiándonos, siempre pendiente de nosotros pues durante la semana ella era padre y madre, ya que el estaba en el rancho(…) Más que mi padre, es un amigo con el que crecí, pues no me lleva muchos años (…) Él tenía 22 años cuando yo nací y pudimos construir una muy buena relación y entendimiento en los negocios familiares”.

En el rancho “Refugio” enclavado en el estado de Oaxaca, una población que está cercana a los municipios de Tezonapa y Cosolapa, es el lugar donde su familia se trasladó, “Yo nací en el municipio de Córdoba, mi padre trabajaba en el rancho donde desarrolló el ingenio azucarero Santa Isabel y por consiguiente ahí viví mis primeros años, en el estado de Oaxaca (…) A los seis años de edad, nos regresamos a Córdoba para asistir a la escuela con nuestra madre, pero viajábamos por tren constantemente al rancho”.

Indicó Bueno Torio que su principal fortaleza como persona está centrada en su familia; “La que he formado con Lola, mi esposa y mis seis hermanos –un hermano más y cuatro mujeres- y un montón de sobrinos (…) Nos reunimos tradicionalmente todos los sábados, sin convocatoria (…) Quienes estamos en Córdoba, sabemos la hora y el lugar en donde están todos; llegamos a comer ahí desde hace 45 años, aproximadamente”.

“En 1978 Lola y yo nos casamos, tenemos 36 años de matrimonio, el cual nos ha permitido formar una familia, con tres hijos ahora con nuera y yerno y afortunadamente un nieto, en la actualidad los tres se dedican a la vida productiva, son exitosos y responsables” (…) Estoy muy orgulloso de mis hijos y de mi esposa, quien también tiene sus actividades profesionales, tiene y dirige una escuela en donde se forman alrededor de 750 alumnos, actualmente es presidenta de la Casa Hogar de Córdoba (…) Somos personas comprometidas con la ciudadanía y nuestro entorno, somos una familia de Córdoba (…) Siempre tratando de aportar nuestras capacidades para desarrollar muestro país”, concluyó.

Valora este artículo
(13 votos)