Miércoles, 23 de agosto de 2017


Columna: @suntos de poder

No el PRI, sino un tribunal es quien debe jugar a Duarte

Lunes, 22 Agosto 2016

Una vez más, Enrique Peña Nieto pretende insultar la ya de por sí pisoteada inteligencia de los Veracruzanos, al hacernos creer que está castigando a Javier Duarte de Ochoa, por ordenar desde la “Casita Blanca”, su expulsión del Partido Revolucionario Institucional, ese mismo partido del que salió él y otros miles de vándalos facinerosos que tienen secuestrado a México y a los mexicanos.

No señor presidente, lo que los veracruzanos están exigiendo es que se le castigue conforme a derecho, tal y como lo marcan la constitución y las leyes mexicanas, para quienes roban, abusan del poder, hacen uso indebido de sus funciones dentro del gobierno, se enriquecen ilícitamente y operan en pandilla.

A los veracruzanos no nos interesa que el presidente expulse del PRI e incluso que excomulgue a Duarte y a otros gobernadores y exgobernadores, porque de entrada sabemos que se trata de una farsa… Los Duarte, los Padres y compañía deben ser juzgados por un juez de lo penal, tanto del fuero común como del fuero federal, pues sus delitos cometidos por él y por los hijos de la… “Fidelidad”, son para ser jugados en ambos niveles.

¿Qué acaso don Peña, cree que los veracruzanos somos tontos?

La respuesta es que por lo menos eso parece, ya que incluso desde el lunes pasado don Peña viene montando una trama en el que pretende hacernos creer que ni él ni el sistema político van a defender a Javier Duarte de Ochoa, afirmando que no meterá las manos ni por Javier Duarte ni por ningún otro gobernador o exgobernador emanado de su partido.

Luego entonces, no entiendo porque anunciaron con bombo y platillo que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI dio entrada a la solicitud de expulsión por presuntos actos de corrupción cometidos por Javier Duarte de Ochoa y otros tres priistas destacadísimos del país, eso es lo que menos le  interesa a los veracruzanos y a los mexicanos en genera.

Es más, todavía se atreven a poner en su comunicado “presuntos actos de corrupción”, insultando, otra vez, nuestra inteligencia, ya que las pruebas son más que elocuentes y contundentes, en Veracruz se perpetró un robo, mejor dicho, un saqueo de proporciones bíblicas que debe ser castigado conforme a la ley.

Históricamente en México este tipo de políticos nunca han sido castigados y ejemplos sobran:

Manlio Fabio Beltrones: El ex senador, ex gobernador de Sonora, y expresidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, señalado en una investigación periodística hecha por los reporteros del diario The New York Times, de proteger durante su mandato al narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos.

Tomás Yarrington: El ex gobernador de Tamaulipas fue acusado en Texas de nexos con el crimen organizado y lavado de dinero, además, es presuntamente responsable de recibir grandes sobornos de grupos del narcotráfico, especialmente del Cártel del Golfo.

Humberto Moreira: El ex gobernador de Coahuila sumió al estado en una profunda crisis financiera, la deuda estatal se elevó considerablemente hasta superar los 36 mil millones de pesos. Debido al escándalo, Moreira tuvo que dimitir. Su sucesor, el gobernador interino, Jorge Torres López fue acusado de conspiración para lavar dinero y otros delitos en Texas.

Arturo Montiel: El ex gobernador del Estado de México por el PRI está acusado por su exesposa, Maudi Versini, de secuestrar a sus tres hijos, a pesar de que la primera cuenta con la custodia. Montiel se retiró de la carrera presidencial de 2005 tras las denuncias de las mansiones millonarias y transacciones bancarias en México y Francia. Actualmente ninguno de ellos no está bajo ninguna investigación.

Incluso el mismo Enrique Peña Nieto quien será presidente de México hasta 2018 pasó a formar parte de la lista de políticos corruptos luego de la investigación periodística que lo señaló de haber adquirido una residencia, la Casa Blanca, a la empresa constructora Grupo Higa, en una transacción millonaria en el que hubo conflicto de intereses. Grupo Higa es beneficiaria por obras millonarias otorgadas por el gobierno federal. Por los hechos, su esposa Angélica Rivera, salió a aclarar que la casa fue adquirida con sus ahorros. La Secretaría de la Función Pública los exculpó del caso.

Si el mismos Peña Nieto no ha sido castigado, no creo que tenga la suficiente calidad moral ni la forma de hacerlo para castigar a otros iguales a él, ¿o sí’?... NO POR NADA EL SER PRESIDENTE DAN ÑAÑARAS.

Valora este artículo
(3 votos)
Manuel Carvallo Carvallo

Manuel Carvallo Carvallo, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, con 28 años de ejercicio periodístico en diversos medios de comunicación impresos y electrónicos de Veracruz, así como nacionales entre ellos: El Sol de México y como reportero gráfico en la revista Proceso donde cubrió la fuente de justicia federal (PGR, Ejército, Marina, AFI, Gobernación, Policía Federal, entre otras), donde destacó por sus constantes trabajos de investigación.