Domingo, 23 de julio de 2017


Columna: Místicos y Terrenales

Javier Duarte, en campaña por Silva

Miércoles, 02 Diciembre 2015
  • Y contra los Yunes rojos
  • A la UV ya casi le deben 3,000 millones de pesos

Javier Duarte de Ochoa, el gobernador de Veracruz anda en campaña intensa para la designación del candidato del PRI para la gubernatura del estado.

Y la persona a quien apoya es Alberto Silva Ramos, hoy presidente del PRI estatal.

Silva Ramos, además, aprovecha el cargo y la cercanía con Javier Duarte, para bloquear y confrontar a los dos senadores del PRI por Veracruz, Héctor Yunes y José Yunes; o sea, los Yunes rojos.

Vaya, tanto Javier Duarte como Alberto Silva están en una actividad y en una posición en la que no deberían, porque deberían ser, como dicen ellos mismos, factor de unidad al interior del PRI, no de discordia.

Alberto Silva se reunió con un grupo de columnistas de Xalapa en un restaurante, donde después de una hora llegó “casualmente” Javier Duarte.

¿Casualmente?.

Bueno, pues en ese “casualmente”, don Javier aprovecho para hablar de “los otros” aspirantes a la candidatura priista al gobierno del estado, los Yunes rojos.

Ahí aseguró que Enrique Peña Nieto le dejó la facultad de elegir a su sucesor.

Nada más que, si esto fuera real (¿lo inventó conscientemente o en estado de creer lo que veía?), ¿no habría designado ya a Alberto Silva como el candidato del PRI al gobierno del estado?.

Y en ese ambiente, en donde “golpeóperiodísticamente a los senadores Yunes, dijo que él era “tolerante y al mismo tiempo inclusivo”.

¿Tolerante e inclusivo con esas actitudes?.

Vaya, es tan tolerante, que afirma que el tomar las encuestas para determinar quien será el candidato del PRI, al gobierno del estado “es una mama…”.

Y en seguida dijo que Pepe está muy por encima de cualquier otro.

Pero inmediatamente, a tono con eso de la “mama…”, desechó que por eso vaya a ser el candidato y habló de que se tienen que tomar en cuenta otros factores, como “quién genera consenso”.

¿Y dónde creé Javier Duarte que está el consenso?.

Pues precisamente él piensa que está con Alberto Silva, el dirigente del PRI que en lugar de ser factor de unidad busca meter cizaña entre los senadores (igual que lo hace Javier Duarte).

Duarte hizo campaña ahí, asegurando que tiene cercanía con el Presidente, con Luis Videgaray y ahora con Miguel Ángel Osorio Chong.

Ya no habló de Aurelio Nuño, como antes lo hacía, ¿será que la cercanía se perdió?.

Y como está en campaña y en defensa de Alberto Silva, se le fue encima a Héctor Yunes, balconeando que el senador del PRI le pidió apoyo para ser el candidato a gobernador.

Don Javier afirma que le dijo que él –Duarte- es “línea de flotación del partido”.

Esa frase de la “línea de flotación del partido” va muy acorde con otra que dijo previamente “el PRI soy yo”.

Y ese “el PRI soy yo” refuerza a la otra mostrando el carácter autoritario y absolutista de Javier Duarte, por el origen de la misma “El estado soy yo”, expresada por Luis XIV de Francia, dicha con toda la fuerza de que nadie le podía hacer ni decir nada sobre como gobernar.

Así Javier Duarte cuando se asume como “línea de flotación del partido” y como “el PRI soy yo” crea una simbiosis impositiva que a la vez reclama que nada se le haga, porque afectarlo a él es dañar al partido.

Y esa imagen se refuerza cuando dicen que dijo que le había dicho a Héctor Yunes que al “madrearlo” estaba “escupiendo para arriba”.

Sin embargo también afirmó que le pidió a Héctor Yunes que le baje dos rayitas a su discurso agresivo.

Por cierto, y para demeritar la versión que Héctor Yunes dejo correr en el sentido de que Manlio Fabio Altamirano le dijo en Perote, antes de retirarse “Felicidades”, llegó a esa comida diciéndole a Alberto Silva la misma palabra.

Actos de campaña ante periodistas.

La carrera por la candidatura del PRI al gobierno del estado todavía le falta mucho trecho por recorrer.

Pero por lo pronto Javier Duarte y Alberto Silva están en dos posiciones privilegiadas, que deberían de ser para lograr lo que tanto han reclamado, “la unidad”, y no para crear un mayor divisionismo.

Evidente, más que evidente fue el vacío que se hizo alrededor de Javier Duarte cuando terminó el Informe legislativo de José Yunes, el 29 de noviembre, el cual le permitió caminar junto con su comitiva tranquilamente hasta llegar a sus vehículos en dos minutos, mientras que el Senador Yunes tardó casi 50 minutos en cubrir esos 300 metros.

¿Cuándo se había visto que nadie tomase en cuenta al gobernador para irse todos con un aspirante a la candidatura priista.

Ese desapego de los mismos priistas (porque eran priistas los que estuvieron en el Informe de José Yunes) es más que evidente muestra de que si Duarte es el PRI, el PRI está muy abandonado… igual que ocurre con las oficinas de este partido en las cuales casi nadie se para.

De hecho algunos priistas han hecho prospecciones en tres escenarios, en los cuales el PRI lleva como candidato a uno de los Senadores o a Silva y el peor de los tres es precisamente en donde está Alberto Silva como candidato, el cual sería arrasado por completo por Miguel Ángel Yunes.

La prospección que hacen es:

1.- Héctor Yunes, como candidato de la coalición PRI/PVEM/AVE/PC/PT y Asociaciones Políticas Estatales. Miguel Ángel Yunes por el PAN/PRD. Cuitláhuac García por MORENA; Armando Méndez de la Luz por Movimiento Ciudadano. Gerardo Buganza, como candidato independiente. Resultado Previsto: Héctor Yunes gana con muy escaso margen.

2.- Pepe Yunes candidato del PRI/PVEM/PC y solo algunas asociaciones políticas. Miguel Ángel Yunes iría por el PAN/PRD/PT y algunas asociaciones políticas estatales. Cuitláhuac García iría por MORENA. Armando Méndez por Movimiento Ciudadano, y Gerardo Buganza como candidato independiente. Resultado Previsto: Miguel Ángel gana con escaso margen.

3.- Alberto Silva por PRI/PC. Miguel Ángel Yunes por el PAN/PRD/PT y asociaciones políticas estatales. Cuitláhuac García por MORENA. Y Gerardo Buganza como independiente. Resultado previsto: Miguel Ángel gana por amplio margen.

De hecho en el escenario tres propuesto, es donde existe mayor coincidencia entre todos los que se atreven a aventurar resultados electorales.

de que eso puede ocurrir.

Pero Javier Duarte y Alberto Silva están en campaña, bloqueando a los otros aspirantes y demeritándolos, aún cuando lo más probable es una derrota ampliamente anunciada de ser Silva el candidato.

Si este es el panorama que pinta, porque lo siguen.

LAS DEUDAS DEL GOBIERNO DEL ESTADO. El gobierno del estado de Veracruz mantiene deudas por todos lados. La Universidad Veracruzana generó un nuevo reclamó por los recursos no entregados que ya casi llegan a 3,000 millones de pesos.

En la Canaco de Xalapa el calculo es de casi 800 millones de pesos de deuda.

Ahora los pensionados y jubilados del SNTE reclaman su bono anual 2014 y 2015.

El dirigente de los cafeticultores del Consejo de Organizaciones y Empresas Campesinas y Cafetaleras reclama que los recursos correspondientes a 15 proyectos productivos no han sido entregados por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del gobierno del estado.

Los burócratas del gobierno del estado están temerosos de que este año, al igual que el anterior, no les paguen el aguinaldo al momento.

A los ayuntamientos del deben varios millones de pesos de participaciones que no les han entregado.

La Secretaría de Salud entró en una crisis operativa total, al grado de que el Secretario de Salud reconociendo el desabasto de medicamentos, herramientas, equipos y utensilios para la salud en los hospitales, con énfasis en los tratamientos contra el SIDA. En el Hospital General de Veracruz las tomografías y resonancias magnéticas tienen que hacerse fuera del mismo por carecer de equipo.

Vaya, en el fideicomiso del impuesto a la nómina están esperando 800 millones de pesos que ya debían de haberles entregado.

Y la lista podría seguir y seguir.

 

Valora este artículo
(1 Voto)
Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Autor de Místicos y Terrenales. Premio Nacional de Periodismo Rubén Pabello en 1993; Premio Estatal de Periodismo, UPD, 1989. Egresado de la Faccytc UV, con estudios de Maestría. Desempeñó trabajo electoral de 1999 al 2006. Reportero en diversos medios.

marcoaguiro@hotmail.com