Miércoles, 16 de agosto de 2017


Columna: Informe Rojo

Yunes y el fiscal Winckler: cada quien su rollo

Miércoles, 09 Agosto 2017
Yunes y el fiscal Winckler: cada quien su rollo Mussio Cárdenas Arellano

A ciegas procura justicia Jorge Winckler —y con maña—, ignorando si Karime Macías es impune o vulnerable a la ley, si le metió la mano al cajón, si fue el cerebro que perpetró el saqueo a Veracruz. Sobre la esposa de Javier Duarte, decía el fiscal, nada tenía qué investigar.

Lo refuta el gobernador Yunes, su patrón. Frente a la repulsa social, el grito de los medios, la exigencia de que se le aplique la ley, sostiene que el fiscal ya investiga qué delitos de índole estatal habrá cometido la ex primera dama de Veracruz.

Se ven, pues, en una Torre de Babel. Miguel Ángel Yunes Linares y Jorge Winckler Ortiz, gober y fiscal, hablando lenguas distintas, presas de la confusión.

Andan en Babel que es la torre de la soberbia, del cazador que no caza animales sino a sus enemigos. Es la Babel donde llegaron hablando la misma lengua y terminaron sin poder entenderse entre sí, lanzados hacia la dispersión.

Ajeno a todo, Jorge Winckler remite el caso Karime Macías a la Procuraduría General de la República. Que sea la PGR la que lleve el peso de hacer pagar a Javier Duarte y, si se puede, y si se quiere, llevar a la cárcel a Karime Macías.

Sea la PGR la que le impute los delitos mayores, el lavado de dinero, la asociación delictuosa, operación con recursos de procedencia ilícita, incumplimiento del deber legal. Acá, Winckler sólo lo encausa penalmente por desvío de recursos en la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz y uso de un helicóptero oficial cuando ya no era gobernador.

Y a Karime ni eso.

Así andaba hasta que el gobernador lo centró. O Yunes percibió el desastre electoral por la inacción contra la esposa de Javier Duarte.

Domingo 6. Yunes maquilla la pifia, contradiciendo al fiscal. Y anuncia que ya investiga a Karime Macías:

“El Fiscal General del Estado me ha informado que se investiga ya su participación en otros ilícitos que tienen que ver con la disposición indebida de recursos públicos de carácter estatal; es decir, en el ámbito de competencia del Gobierno local, en este caso de la Fiscalía General del Estado”.

O sea que sí hay una tercera vía, la de los delitos con “recursos públicos de carácter estatal”, relativos a las atribuciones de la impune Karime.

Winckler había sido categórico, el miércoles 2.

Karime Macías, en el DIF, no tenía funciones ejecutivas. No era, pues, responsable de los recursos desviados.

Argüía Winckler:

“Su cargo era honorario al frente del patronato del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF)”.

Y con ello era impune.

No tuvo salario. No fue servidora pública. No manejó recursos públicos. Había un responsable de las finanzas del DIF. Había quien administrara. Había un encargado de compras. Y hay un fiscal que la solapa.

Según la tesis Winckler, Karime de Duarte era un holograma en el DIF.

Habrá acción penal, confía el fiscal del yunismo. Sí, la que le aplique, si es que no se impone la complicidad, la Procuraduría General de la República por lavado de dinero y otros delitos más.

“Estoy seguro —precisa Winckler— que la PGR esa investigación la tiene avanzada y que próximamente veremos un resultado en el que se establezca si ella participó o no en este delito que, señalo, es de materia federal.

Y por su parte, para la parte de la Fiscalía General del Estado, no habría delito que perseguir.

“A nivel local —recetó—, no le puedo imputar enriquecimiento ilícito porque ella no fue funcionaria pública. Estamos viendo si ella participó en algunas otras actividades como persona física, pero vinculada a su actividad en el DIF. Se está investigando y si así fuere veremos la manera, sin fabricar pruebas o inventar delitos, poder iniciarle un procedimiento”.

Y sentenció:

“Había otras personas encargadas de ver las compras y otros asuntos de tipo administrativo, pues Karime Macías sólo dirigía el patronato”.

Su declaración es insólita, frágil, cuestionable y cuestionada, evidente la intención de no fincarle cargos a la esposa del ex gobernador.

Lo encara Celestino Espinoza Rivera, abogado del puerto de Veracruz. Lo suyo es, resume, ignorancia legal o exceso de astucia.

Al portal AGN Veracruz, Celestino Espinoza le dice que el cargo de presidenta el sistema DIF es honorífico pero no deja de ser de servicio público, y eso le confiere responsabilidad administrativa:

“El cargo honorífico que tenía la ex primera dama, como presidenta del patronato del DIF, aun cuando no haya sido cargo remunerado, pagado por el estado, sino únicamente haya sido honorífico, sujeta a esa calificación que hace el código penal de cualquier persona que ejerza un cargo público”.

Y refuta el criterio de Winckler para no investigar a Karime Macías:

“No le interesa al Código Penal. Lo único que le interesa que cuanto al delito de enriquecimiento ilícito es que la persona que ostente un cargo no se haya visto beneficiada por el mismo, porque el hecho de tener un cargo público aun cuando no se pague, no tenga recursos públicos a su disposición, permite que a través de ese cargo honorífico se pueda hacer diferentes operaciones negocios fuera de la ley, y que el estado al no tener la forma de demostrar ese tipo de conductas lo que sanciona es que alguien se haga rico mientras esté ejerciendo el cargo, aun cuando no se le demuestre que el dinero viene de actividades ilícitas. Lo que se sanciona es el crecimiento desproporcionado y que no pueda ser comprobado, por lo tanto el código penal no habla solo de cercadores que se le paga por un trabajo, sino de quienes puedan representar al gobierno  y se puedan ver beneficiados”.

Agrega:

“La redacción de ese artículo dice que será sujeto a investigación y a juicio, por enriquecimiento ilícito cualquier persona que haya tenido un cargo público un empleo”.

Espinoza Rivera dijo que es común que en el ámbito de gobierno no se entienda la diferencia entre un organismo público descentralizado y  una dependencia de la administración pública estatal.

Dice Espinoza Rivera que a Jorge Winckler Ortiz no lo ve ignorante. sin embargo, sus asesores jurídicos son quienes han fallado mucho.

Reconoció que Jorge Winckler Ortiz, en ciertos temas se quiere pasar de astuto y manejar los hechos, justificando en ciertas leyes y en otros temas le delega a su personal las cosas sin revisarlo.

Así iba Jorge Winckler, construyendo el estado de impunidad de Karime Macías, hasta que el domingo 6 Yunes lo sacudió. 

Ha de herir que Yunes le diga qué hacer, que lo llame a procurar justicia, que lo centre y lo obligue a proceder contra Karime Macías, la esposa de Javier Duarte.

No todo es una selfie, ni una foto de rodillas captando al gobernador, ni los chistes en Twitter, ni la evasión ante los medios que preguntan el por qué de la violencia que devora a Veracruz, ni el silencio ante los colectivos que buscan y buscan en las fosas clandestinas intentando hallar ahí a sus familiares.

Karime Macías es impune en el reino del yunismo. En ocho meses el fiscal no le ha logrado acreditar un sólo delito porque “su cargo era honorario” y “no le puedo imputar enriquecimiento ilícito porque ella no fue funcionaria pública”.

Y con eso el fiscal la mantiene a salvo.

Por algo Winckler no la tocó.

Archivo muerto

Aquel que gritó “Viva Javier Duarte”, también se embarró en el caso Xóchitl Tress. Es José Ramón Cárdeno Shaadi, citado su nombre por la diva alegre en la compra de la vivienda de lujo que el ex gobernador le compró por servicios prestados a la patria en el fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río.

Es Cárdeno Shaadi, del que se tiene evidencia que fue parte del fraude en el sector salud del gobierno duartista, por acción u omisión; el que manejaba y proyectaba, o mantenía a raya a Sandra Bonilla, directora Jurídica de la Comisión Estatal de Atención y Protección de los Periodistas hasta que los actuales comisionados le cortaron las alas por desleal; al que tildan de haber saqueado Casa Veracruz cuando la justicia le cayó encima a Javier Duarte, su patrón, y comenzó el rechinar de dientes y el llanto de la pandilla.

Un historial que repugna el de Cárdeno Shaadi, incluida la compra de la casa a Xóchitl Tress, por orden del ladrón de los haberes de Veracruz… No te puedes ir, le decía Pedro Manterola Sáinz a Javier Duarte cuando la huída del ex gobernador iniciaba. No te puedes porque debe rendir cuentas del robo de los dineros, de los recursos para los adultos mayores, del fraude electoral, del desabasto de medicamentos en hospitales. No te puedes ir mientras no expliques el destino de 35 mil millones de pesos hurtados a Veracruz.

No te puedes ir, le escribió Pedro Manterola en un contundente artículo que hoy el gobernador Miguel Ángel Yunes ha evocado una vez más. Lo leyó en el homenaje póstumo al ex subsecretario de Gobierno de Veracruz, fallecido el domingo 6 a causa de un infarto fulminante. Del ex alcalde de Martínez de la Torre y ex diputado federal, dijo Yunes que increpó, como muy contados priistas, a Javier Duarte en sus días de poder. Contribuyó a la caída del fidelato, prolongado en Javier Duarte, con ideas y con palabras, con operación política y con rentabilidad electoral.

Este domingo su corazón dijo “hasta aquí”… De trámite, el amparo otorgado a Tarek Abdalá. Sólo es para que tenga acceso a las cuatro carpetas de investigación integradas por la Fiscalía General del Estado y que lo sitúan como el brazo ejecutor de Javier Duarte para saquear las arcas públicas. En mayo le concedió el amparo el juez quinto de Distrito en la Ciudad de México.

La Fiscalía interpuso un recurso de revisión. Ahora lo confirma el Tribunal Colegiado de Circuito, ordenando que los tres fiscales anticorrupción den acceso al diputado Tarek Abdalá a las carpetas de investigación. Fuera de eso, Tarek no tiene nada. No lo absuelve ni será un amparo lo que frene el juicio de desafuero en su contra. Tarde o temprano pagará… Medios y periodistas son “ejecutables”.

Medios y periodistas están viviendo de más. Hay una amenaza, presuntamente del Cártel de Sinaloa y del Cártel del Golfo, en que se citan nombres y apodos, unos en el lado oscuro de la ley y otros en la prensa. Dice el texto: “Venimos por papo, catre, flako, el caguamo, el chino,  lic chavez, el morado, el trompo, el pollo enriquez, Ciro Nieto y varios directivos, reporteros policiacos, dueño de diario istmo, notisur, liberal.

Red, todos achichinkles q andan de operadores financieros, protegiendo y secuestrando gente, con el apoyo del H, su gente que quedo en coatza y GERMAN comandante de la municipal, somos de la CDS y CDG carteles unidos ( cartel de sinaloa y cartel del golfo) trabajando todos unidos con el mayito y la reyna zambada alias (la tia)patrona del pasifico todos juntos para el patron de patrones (Joaquin Guzman loera el chapo Guzman)”.

Se respeta la redacción original. Y que se sepa, no hay una sola acción para salvaguardar la integridad de los colegas y de los directivos y dueños de los medios de comunicación, los Robles, los Edeles, los Marcelos, los Theurel. Estos tres últimos de periodistas no tienen nada, pero un medio es negocio y otorga poder. Y también acerca a la muerte… Julio, una vez más, fue de los malosos.

Creció el secuestro y el homicidio no cede. Según el boletín del Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos, en julio fueron asesinadas 13 personas y a cinco las privaron de su libertad.

Los números: 32 ejecuciones, principalmente en los municipios de Acayucan y Minatitlán. En Coatzacoalcos, los secuestros se cometieron en los primeros días de julio. En cuanto a personas desaparecidas, fueron seis; o sea, hubo un incremento del 50 por ciento respecto a junio.

En el rubro de robo de vehículos fueron 12 casos, igual que en junio; cuatro robos a casa-habitación; 15 a comercios, disminuyendo en un 25 por ciento respecto al registro de junio… ¿Quién es ese alcalde —alma de shérif o sicario—, adicto a la cacería furtiva, al disparo que da entre los ojos del venado y lo fulmina, que goza y se proyecta por el simple placer de ver morir al animal? Hoy no sólo caza. Hoy vende armas, escopetas, rifles, con registro o sin registro, permitidas o al margen de la ley, burlando a la Sedena porque eso, admítalo o no, es mercado negro y es ilegal. ¿Quién es?…

Valora este artículo
(1 Voto)
Mussio Cárdenas Arellano

Atrapado en el mundo de las letras y la denuncia social, Mussio Cárdenas Arellano cuenta ya con un extenso kilometraje recorrido en el periodismo. Lejano parece ya aquel 1978 cuando en Coatzacoalcos, su tierra natal, escribió sus primeras notas. Transitó por la entrevista, el reportaje, la crónica, el artículo y la columna política. Fue corresponsal de la revista Proceso, Imevisión, IMER, Contralínea; fundador de las revistas Contacto e Informe Rojo; analista político en radio y televisión, y ganador del Premio México por columna política, en 2009, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX). Su contacto con el periodismo viene de familia. Su padre, Mussio Cárdenas Cruz, y sus tíos Emilio, Francisco y Paulino, constituyen una dinastía de periodistas veracruzanos de reconocido prestigio. Actualmente escribe la columna Informe Rojo, que se publica en portales en internet y medios escritos con amplia aceptación entre la opinión pública.

mussioc2@gmail.com