Miércoles, 16 de agosto de 2017


Columna: Informe Rojo

Xóchitl Tress: se le fue la Barbie al gobernador

Martes, 08 Agosto 2017
Xóchitl Tress: se le fue la Barbie al gobernador Mussio Cárdenas Arellano

Un corrido para Xóchitl Tress, el de la justicia burlada y la treta legal, que resuma el esplendor y el agasajo con Javier Duarte y las horas en prisión, tener que admitir delitos, tener que reparar el atropello a la ley, tener que comprar con una mísera multa su libertad. Y por ahí se le fue la Barbie al gobernador Yunes.

También te puede interesar:

Qué días aquellos en que la diva alegre fue la reina del harem. Que si el depa en Santa Fe, Ciudad de México. Que si una Land Rover de más de un millón. Que si la casa de Puerto Vallarta. Que si la de Costa de Oro, en Boca del Río.

Qué días estos en que Xóchitl tiene que pagar por su libertad porque infringió la ley. Que si admite delitos porque los cometió. Que si repara el daño porque con esa maniobra se extingue la acción penal.

Qué laxo es el nuevo sistema de desastre penal que una vez devueltos los bienes propios de enriquecimiento ilícito, con una multa de 37 mil 500 pesos recupera su libertad. ¿Y el peculado? ¿Y la asociación delictuosa? ¿Y el desvío de recursos? ¿Y la coalición de servidores?

Viéndose en las celdas en el Penalito de Playa Linda, habrá pensado que mejor hubiera sido vivir ordeñando la vaca, sembrando la parcela, “vendiendo lechitas y mazapanes”, como cuentan que llegó a expresar.

Un corrido que muestre el cenit de la diva alegre y el desplome hasta tocar fondo, convertida en rehén de Miguel Ángel Yunes Linares, exhibiendo a la favorita del reino duartista sin capacidad para adquirir los bienes que estaban a su nombre. Con 700 mil pesos en nueve meses de funcionaria nadie compra propiedades por casi 20 millones de pesos.

Una semana le llevó a la musa del ex gobernador Javier Duarte ser libre, tras ser acusada de enriquecimiento ilícito pues en los días en que fue directora de Espacios Educativos su fortuna creció y el dispendio se volvió una forma de actuar.

Fue liberada el sábado 5, luego de devolver los bienes obtenidos ilícitamente, los “regalitos” de Javier Duarte, pagados con dinero del gobierno de Veracruz, vía una empresa fantasma — Terrami—, el otro sesgo judicial por el que el ex gobernador enfrenta cargos por lavado de dinero en el ámbito federal.

Entregó la casa ubicada en el fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río, y retuvo otra vivienda pues sólo le lograron imputar 10 millones de pesos invertidos sin que su salario de funcionaria —700 mil pesos en nueve meses de gestión— alcanzara para adquirir tales propiedades.

Una semana de muerte para la ex panista que fuera candidata a la diputación federal por Acayucan y a la alcaldía de San Juan Evangelista, derrotada en ambas ocasiones, alfil de los Yunes azules en la región de Rodríguez Clara y Juanita, su pueblo natal, y finalmente pieza y trofeo de Javier Duarte.

O sea que bateó a los Yunes, se dejó cortejar con Javier Duarte y paga las consecuencias.

Detenida en Puerto Vallarta, el sábado 29 de julio, llegó a Veracruz y se le remitió al Penalito de Playa Linda en el puerto de Veracruz. Ahí conoció la prisión por dentro. Ahí entendió que el yunismo la quería acabar.

Burló, sin embargo, al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares usando una treta legal: devolvió los bienes y se acogió a los beneficios del nuevo sistema de justicia penal. Reparó el daño, la enjuiciaron en tiempo récord, le fijaron una pena que la inhabilita para ocupar cargos públicos en tres años, pierde sus derechos políticos en ese lapso y con una multa de menos de 40 mil pesos, logra su libertad.

Un corrido, el de la justicia burlada, ha de resumir cómo Xóchitl Tress gozó el agazajo de Javier Duarte, el asedio de Yunes y cómo compró su libertad.

Su abogado, Arturo Nicolás Baltazar, no habla de más:

“Mi cliente está en libertad, no puedo decir más por cuestiones de la defensa, fue una estrategia que se planteó desde el principio”.

Fue su estrategia y la suavidad de la Fiscalía de Veracruz que deja a la pandilla duartista reparar el daño para extinguir la acción penal, sin imputarle otros delitos.

Con saña la trató el yunismo. Traída de Puerto Vallarta en ropa de playa, de inmediato se le vinculó a proceso y un juez le dictó prisión preventiva de dos años. Luego le determinarían seis meses más para investigación.

Notiver reveló el viernes 4 el contenido de la audiencia en que admitió el delito y ofreció reparar el daño.

Y ahí implicó de nuevo al duartismo:

“Señala haber sido engañada por Javier Duarte y por Tarek Abdala, quienes nunca le dijeron que la empresa que pagó el costo de la casa era una ‘empresa fantasma’.

“La operación de compraventa se llevó a cabo en el Restaurante ‘El Azafrán’ y en la misma participó el dueño de dicho establecimiento Victor López Gazus, quien estaba enterado de toda la trama, así como  José Ramón Cardeno Shadi que era Procurador Fiscal (posteriormente secretario particular de Javier Duarte) y un abogado de nombre Mauricio Byron.

“Usó en varias ocasiones el avión de gobierno (Tajín), una de ellas para regresar de Cancún con sus amigas. Le llamó a Duarte para que se lo enviara. En otra ocasión fue a una cena privada con Duarte y Beto Borge (entonces gobernador de Quintana Roo). En varias ocasiones más fue con Duarte a la Ciudad de México”.

Y su abogado Arturo Nicolás asegura que no se estableció que hubiera relación sentimental entre la diva alegre y el ex gobernador. Ajá.

“La camioneta Land Rover —agrega Notiver— se la regaló Duarte pero se la quitó cuando dejó de ser Directora de Espacios Educativos.

“Además de la casa Duarte a través de Tarek le entregó dinero en efectivo (1.5 mdp) para comprar los terrenos colindantes con la casa nueva”.

Oficialmente, se le atribuye un amorío con Javier Duarte. Así lo expresa uno de los cómplices del ex gobernador, José Juan Janeiro, en su declaración ante la Procuraduría General de la República. El 25 de julio se hizo pública.

Se refiere a la compra de un departamento en Santa Fe, Ciudad de México, y una camioneta Land Rover, adquiridos con dinero público por órdenes de Javier Duarte.

Es una de la 82 pruebas que sirvieron para que un juez federal iniciara proceso contra Xóchitl Tress.

Su mote de “viuda alegre” le viene del escándalo en redes sociales por la circulación de sus fotografías con poca ropa, y en varias de ellas junto al ex diputado priista, Rafael Rodriguez. Todo tras el levantón y asesinato de su esposo, el ex diputado panista Gregorio Barradas Miravete.

En Coatzacoalcos, días antes de ser puesta en libertad, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, explicó los cargos y la naturaleza de la acusación:

“Lo que pasó con la señora Tress es que ella ingresa en el mes de marzo del 2014 como funcionaria pública en el área de la Secretaría de Educación que se llama Espacios Educativos y durante su encargo que duró nueve meses y fracción tuvo ingresos totales de salarios bonos y aguinaldos no mayores a 700 mil pesos y en esos meses exactamente incrementó su patrimonio de manera desproporcionada. Por lo tanto esa conducta es la que se sanciona”.

Xóchitl Tress decía no poseer bienes. Luego le aparecieron tres casas en Costa de Oro, municipio de Boca del Río, los cuales fueron embargados.

Dijo entonces Winckler que la Fiscalía “presume” que Javier Duarte le regaló tres casas en Boca del Río a su supuesta novia, que resulta ser Xóchilt Tress Rodríguez. Y usó a la empresa Terrami.

Explica Winckler que “la empresa Grupo Comercial Terrami S.A. de C.V. —que no posee activos ni personal, y cuya sede se encuentra en una zona marginal de Veracruz— se vincula con la red de compañías fantasma revelada por Animal Político en 2016 y a las que el gobierno de Javier Duarte entregó cientos de millones de pesos por obras y servicios que no se llevaron a cabo.

“La firma Terrami no fue contratista del gobierno de Veracruz, pero su dirección y socios la conectan con la red de empresas fantasma.

“Una de las personas —identificado en la investigación de PGR como JMM— detrás del manejo de las cuentas bancarias de Terrami y otras empresas fachada vinculadas a Duarte, está prófugo y con una orden de aprehensión girada a nivel federal”.

Apunta todo a que detrás de Terrami está el diputado federal Tarek Abdalá, a quien le atribuyen parte del saqueo desde que fue tesorero del gobierno duartista, unos 23 mil millones de pesos.

Casas y terrenos, en Puerto Vallarta y Boca del Río, 1.5 millones de pesos en efectivo y viajes de placer en aviones del gobierno de Veracruz, y el abogado de Xóchitl Tress asegura que no se estableció que existiera relación sentimental. Ajá.

Hoy se sabe que su libertad tuvo que ver con los integrantes del grupo musical Los Tigres del Norte. Xóchitl Tress, según medios nacionales y estatales, incluso en redes sociales, mantiene o mantuvo una relación sentimental con Luis Hernández, el menor de la dinastía, con nexos a nivel presidencial y de ahí las gestiones en altos vuelos del poder para enfrentar a Yunes.

Otra versión sostiene que grupos fuera de la esfera de gobierno, extralegales, habrían obligado a recular a Yunes azul.

Un corrido estilo Tigres del Norte para Xóchitl Tress. Y en él su caída en prisión, la aceptación del delito, la devolución de los bienes y la compra de su libertad.

Así se le fue la Barbie al gobernador.

Archivo muerto

A éste la obsesión lo mata. Quiere ser, una vez más, gobernador. Es Dante Delgado, el de los negocios con Pronasol, el de la policía que torturaba y mataba ferrocarrileros, el de la emboscada y ejecución de Toribio Gargallo, el cacique de Omealca, en los días en que ejercía el poder.

Convoca a ex alcaldes de Veracruz que militaron en su línea política cuando fue gobernador sustituto, en los años 80. Será su anfitrión esta mañana en su casa del fraccionamiento Las Ánimas, en Xalapa, y ahí haría pública su decisión de contender de nuevo por la gubernatura de Veracruz. Irá el ex líder nacional de Movimiento Ciudadano y ex presidente municipal de Xalapa, Armando Méndez de la Luz; no así el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, Edel Álvarez Peña, que ahora milita en la línea yunista azul.

Aspira a ser el candidato de la alianza Morena-Movimiento Ciudadano-Partido del Trabajo, para así desterrar al PAN del gobierno de Veracruz y cobrarle a Yunes su paso por la cárcel, cuando el chirinismo por orden del ex presidente Ernesto Zedillo Ponce de León ordenó denunciarlo y confinarlo en el penal de Pacho Viejo. Salió tiempo después con un amparo, no por inocente sino porque lo acusaron cuando el delito ya había prescrito. Con esto, los candidatos de Morena al Senado serían Rocío Nahle García y Cuitláhuac García Jiménez.

Dante y sus obsesiones, que desatarán, sin duda, una reacción virulenta del gobernador Miguel Ángel Yunes, dos objetivos: Dante Delgado y Morena, el partido del Peje López Obrador, a los que buscará destrozar… Una traición y se fue. Jubilación forzada a la maestra María Esther Rico en Petróleos Mexicanos, a petición del sindicato petrolero y con la venia de su líder en Nanchital, Ramón Hernández Toledo. Pasa a retiro la ex alcaldesa de Nanchital, tildada de traidora, que en la elección municipal operó para el PAN-PRD, para Zoila Balderas, la futura presidenta municipal. Teté y sus hijos Brenda y Eduardo Manzanilla Rico, alcaldesa y titular del DIF, respectivamente, le dieron la espalda a su líder máximo, el mandamás de la Sección 11, Ramón Hernández Toledo, y contribuyeron a la derrota del candidato del PRI, Adolfo Morales Zárate. Hoy Teté Rico lo paga…

Sonó atronadora la carcajada. Que Miguel Ángel Yunes, el gober de Veracruz, va contra los Duarte-Macías y el diputado Spinoso, por prestanombre, por incumplido, porque ofreció devolver lo robado y se echó para atrás.

Pues si los pone en manos de la Fiscalía de Veracruz ya valió. Y si los remite a la PGR, igual, ya valió. Jorge Winckler, el fiscal de cobre, no puede ni con los Porkys, y el procurador general Raúl Cervantes hace todo para que el ex gobernador y su pandilla, la familia ruin de Karime, los Mansur y los Janeiro, los pillastres del Clan Duarte, todos libren la acción de la justicia. De ahí el ja-ja-ja de los casi 8 millones de veracruzanos que ya no creen ni la paz de los sepulcros…

No fue lío de faldas ni venganza de los giros negros. A Antonio Cervantes, alias El Potro, lo tuvo en la mira el crimen organizado, le vació sus armas, nueve disparos, cuatro de ellos de muerte, y vive para contarlo. Habría obedecido a una cuota no pagada, no suya sino de dos personajes de alto nivel en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Y los tiros se oían en Carranza y Díaz Mirón. Y los impactos llegaron a la cúpula municipal…

Valora este artículo
(0 votos)
Mussio Cárdenas Arellano

Atrapado en el mundo de las letras y la denuncia social, Mussio Cárdenas Arellano cuenta ya con un extenso kilometraje recorrido en el periodismo. Lejano parece ya aquel 1978 cuando en Coatzacoalcos, su tierra natal, escribió sus primeras notas. Transitó por la entrevista, el reportaje, la crónica, el artículo y la columna política. Fue corresponsal de la revista Proceso, Imevisión, IMER, Contralínea; fundador de las revistas Contacto e Informe Rojo; analista político en radio y televisión, y ganador del Premio México por columna política, en 2009, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX). Su contacto con el periodismo viene de familia. Su padre, Mussio Cárdenas Cruz, y sus tíos Emilio, Francisco y Paulino, constituyen una dinastía de periodistas veracruzanos de reconocido prestigio. Actualmente escribe la columna Informe Rojo, que se publica en portales en internet y medios escritos con amplia aceptación entre la opinión pública.

mussioc2@gmail.com