Sábado, 27 de May de 2017

Fuera de Foco

Veracruz: la cloaca está abierta
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

Yunes en el ojo del huracán.
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Caso Gibrán, crucial para hundir al falso general
Mussio Cárdenas Arellano



Columna: Informe Rojo

Karime Macías: la atrapan o la silencian

Miércoles, 19 Abril 2017
Karime Macías: la atrapan o la silencian Mussio Cárdenas Arellano

Libre, Karime Macías vale menos que en una celda. Por ella pasa la información clave del saqueo, la ruta del dinero robado a Veracruz, su destino y el lavado, sus cómplices políticos, los que encubrieron a Javier Duarte. Por eso su vida no vale ya.

Fue testigo de la aprehensión de su esposo, el ex gobernador de Veracruz, la noche del sábado 15, en el hotel La Riviera de Atitlán, en el municipio de Panajachel, Departamento de Sololá, en Guatemala, y salió indemne, sin un rasguño, sin más agravio que el bochorno y el escarnio.

Lo tuvo a su lado, juntos y en familia, visitados por sus hijos, su madre Yazmín, su hermana Mónica y su concuño José Armando Rodríguez Ayache, al que en el aeropuerto de Toluca le detectó el área de seguridad miles de euros, cientos de dólares y miles de pesos, algo así como 20 millones de pesos con los que pretendían huir a Europa en un avión privado.

Acompañó Karime Macías a Javier Duarte a su reclusión, detenido en Guatemala a pedido —tardío— de la Procuraduría General de la República, vía la Secretaría de Relaciones Exteriores, con participación de Interpol.

Y la PGR la dejó ir.

Casi al unísono cuentan la PGR y la policía guatemalteca que sobre Karime Macías Tubilla no hay orden de aprehensión ni acción legal; que oficialmente no se le busca; que su entrada a Guatemala fue legal.

De ahí proviene la repulsa social, el escándalo en las redes, la suspicacia de analistas y la metralla de Morena y el PRD y el encono de la sociedad, que ven en la libertad a Karime Macías, el cerebro del saqueo a Veracruz, un acuerdo del PRIAN para preservar intacta a la red política que encubrió a Javier Duarte, a Peña Nieto, presunto beneficiario de cientos de millones en su campaña presidencial. 

O que sea usado para derrumbar a Andrés Manuel López Obrador con el financiamiento a Morena en sus días de gobernador.

Nada extraña en esas esferas de poder. Su padre, Jesús Antonio Macías Yazegey, es amigo cercanísimo del secretario de Energía del gobierno peñanietista y ex gobernador de Quintana Roo, Pedro Joaquín Coldwell, de la cuadra echeverrista que aún controla una parte de sistema político.

Dice la PGR que sobre Karime Macías no hay nada que la sujete a la ley. Falso. Contra Karime Macías hay una denuncia que la implica en el saqueo y el lavado de dinero, vía empresas fantasma dedicadas a la adquisición de viviendas y mansiones, ranchos y hoteles, en México y el extranjero.

En el inicio de la campaña por el gobierno de Veracruz, el 3 de abril de 2016, el entonces candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes Linares, interpuso la denuncia que implicó a Javier Duarte, su familia, sus amigos, sus prestanombres, todos con un papel clave en el atraco a las arcas.

En manos de la Fiscalía duartista, obviamente no procedió. Por meses la congeló el ex fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, alias “Culín”. Y fue hasta su renuncia, pactada con el gobernador Yunes, pese a jurar que lo habría de encarcelar, que se reactivó. Luego las atrajo la PGR y las volvió a congelar.

Otro elemento para establecer la corresponsabilidad de Karime Macías en el mega saqueo a Veracruz, provino de un cómplice directo, encargado de crear empresas para adquirir bienes con recursos provenientes del erario público. Su nombre, Alfonso Ortega López, quien en un arranque de miedo acudió a la PGR y reveló cómo se realizó el atraco.

Ortega López describió para la PGR el nivel de mando que ejercía Karime Macías en la pandilla, sus alcances, la mente perversa que fue urdiendo cómo saquear las arcas públicas, fraguando el desvío, conformando empresas fantasma para lavar el dinero robado a Veracruz.

Qué coincidencia. El día que Javier Duarte dejaba el gobierno, Alfonso Ortega revelaba cómo operaba el gang del gordobés.

Ese 12 de octubre, sin chistar, entró al edificio de la PGR en la ciudad de México y comenzó a cantar. Sería un informante protegido y cuando ya había dicho todo supo que su identidad no sería resguardada en secreto.

Del caso Ortega-Macías, INFORME ROJO señaló el 26 de octubre de 2016:

“Alfonso Ortega López no es un personaje más. Abogado fiscalista —40 años, presunto arrepentido, ‘no soy criminal’— es o fue accionista en las ‘empresas papel’ del ex gobernador y su esposa para la compra de inmuebles en proceso de remate por hipotecas vencidas en Estados Unidos.

“Karime Macías le pidió, en diciembre de 2012, que endosara las acciones ‘en blanco’, que lo hiciera con todas las empresas abiertas en Estados Unidos y usadas para adquirir inmuebles, tiempos compartidos y todo tipo de bienes, incluso los de la compañía que compró el yate Aquariva Super, con valor de 790 mil dólares, unos 15 millones de pesos.

“Ante la PGR —refiere el periódico Reforma—, el prestanombres dijo que esta instrucción se la dio Karime Macías cuando acudieron a un viaje de vacaciones a Aspen, Colorado, donde acompañó a la familia y se hospedaron en el St. Regis Aspen Resort. Ahí Karime Macías le dijo a Alfonso Ortega que ellos ‘querían resguardar sus inversiones y mantenerlas a salvo’ ”.

“ ‘Sus inversiones’ eran producto del saqueo a Veracruz, seis años robando, refinanciando deuda con jugosas comisiones para el salinismo que así otorgaba protección desde los altos círculos de poder.

“Cinco meses antes de acudir a la PGR, en mayo de 2016, Alfonso Ortega se encontró con Javier Duarte. Le confesó sus temores y su decisión de no continuar. Su verdadero papel había sido prestar su nombre para las empresas y bienes del entonces gobernador priista.

“Percibió entonces la ira de Javier Duarte. ‘Él me jaló del brazo y me dijo que yo estaba metido en esto, que yo estaba involucrado y dijo ‘tú sabes de dónde viene el dinero’.

“Ortega López sacó a su familia del país. Se escondió. Dormía en lugares distintos.

“Vía terceros, comenzó a recibir amagos, amenazas. Temía lo peor. Y eso lo llevó a confesar su participación ante la PGR.

“Lo que dice es crucial. Ortega aparece en el registro de varias sociedades mercantiles de responsabilidad limitada, como es Express Corporated Filing, junto a Moisés Mansur Cysneiros y Iñaki Negrete.

“Lo que dice Ortega confirma el hallazgo de Miguel Ángel Yunes Linares, su denuncia del 3 de abril, su revelación un día después, en Coatzacoalcos, cuando al arranque de su campaña por el gobierno de Veracruz dio a conocer quiénes y cómo conformaban el entramado de corrupción.

“Yunes azul enfatizó que en Javier Duarte encarnaba una capacidad infinita para saquear a Veracruz, y con él Moisés Mansur Cysneiros, José Antonio Mansur Beltrán, José Bandín, José Juan Janeiro Rodríguez, Vicente Benítez, Edgar Spinoso, Tarek Abdalá, Adolfo Mota, Gabriel Deantes, Alberto Silva, Jorge Carvallo, sus hermanos y mamá, su esposa, su cuñada Mónica y su concuño José Armando Rodríguez, sus primos políticos, Brenda, Córsica y Jorge Fernando Ramírez Tubilla, sus suegros Tony Macías y Yazmín Tubilla, y decenas de amigos y subalternos (alcaldes, diputados, líderes de partidos, periodistas, empresarios).

“Ortega toca en por lo menos dos ocasiones el nombre de Karime Macías Tubilla, esposa de Javier Duarte, y dimensiona el poder que tenía dentro de la organización, categorizada por la PGR como una ‘estructura criminal’.

“Su declaración es clave. Ahí queda la mano de Javier Duarte, la operación de Karime Macías, las instrucciones de cómo canalizar los recursos, hacia qué ‘empresas de papel’ o LLC, las de responsabilidad limitada, cómo triangular, cómo borrar la huella del atraco.

“Era (Alfonso Ortega) un testigo protegido y al final su nombre salió a la luz”.

Y así dice la PGR que Karime está limpia.

Pregona que no hay acción penal en su contra. O la hay y la encubre, a sabiendas que Karime es la ruta hacia el dinero robado, la dueña de las contraseñas de las cuentas bancarias, la socia a la que le firmaban en blanco las acciones de la empresas fantasmas por que “querían resguardar sus inversiones y mantenerlas a salvo”.

Sin embargo, Karime Macías libre es potencialmente peligrosa. Atesora nombres, la identidad de los cómplices políticos que desde el poder encubrieron a Javier Duarte. Quizá los detalles del financiamiento a Peña Nieto en campaña. Algo así como un arma que apunta a palacio nacional.

De ahí que la atrapen o sea silenciada.

Su vida, pues, ya no vale.

Archivo muerto

Urde Marcelo Montiel, como en 2009, otra traición al PRI. Su operación electoral no se encamina a acarrearle votos al partido que le dio dos veces la alcaldía de Coatzacoalcos y una diputación en el Congreso de Veracruz.

Sus operadores tejen fino para apuntalar al único candidato que representa al marcelismo —así simulen pleito y ruptura—, Jesús Moreno Delgado, al que el PAN quiere ver en la presidencia municipal de Coatzacoalcos.

En 2009, siendo Iván Hillman Chapoy candidato el PRI a la diputación federal, Marcelo Montiel montó un show de ensueño: le prometió votos a Iván, le puso a la orden su estructura electoral, lo hizo decir, como parte del acuerdo, que Marcelo Montiel era el mejor alcalde en la historia de Coatzacoalcos y el día de la elección lo masacró. La noche previa a los comicios, sus operadores dictaban la línea: “hay pájaros en el alambre”.

La votación fue para el candidato del PAN, Rafael García Bringas, alias El Pájaro. Ocho años después, se la aplica a Carlos Manuel Vasconcelos Guevara. Le jura que el marcelismo operará a su favor y el informe que preocupa en el PRI de Veracruz es que Marcelo trabajará para darle el triunfo al candidato del PAN, Jesús Moreno Delgado, su ex director de Gobernación y ex director del DIF en los días de Marcelo Montiel en la alcaldía de Coatzacoalcos, con quien finge un pleito fenomenal. De alguna forma ha de congraciarse —si puede— con el gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares… Sin sus cómplices, de poco sirve la aprehensión de Javier Duarte.

Pide el presidente de la asociación civil “Ciudadanos Unidos por Coatzacoalcos”, Raúl Ojeda Banda, que se actúe contra su esposa Karime Macías Tubilla, su suegro Jesús Antonio Macías Yazegey y el resto de la pandilla. “Deben ir a la cárcel”, sostiene el ex presidente de la Canaco Coatzacoalcos. “Creo que era necesario que el gobierno federal sacara adelante esta detención, pero me pregunto: ¿Karime Macías cuando?, ¿Tony Macías, cuándo?”.

Tony Macías, el suegro incómodo, está sentenciado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al haberse apropiado de la reserva territorial en contubernio con Fidel Herrera Beltrán. “Karime es una mujer que también tiene delitos, que no podemos permitir que siga afuera y menos el suegro incómodo”, dice Ojeda Banda… Allanan domicilio de la candidata de Morena en Las Choapas, Eva Cadena Sandoval.

 Muy temprano, el domingo 16, salió del rancho El Rodeo, ubicado en la carretera Las Choapas-Cerro de Nanchital. Acudió al centro de la ciudad y luego se trasladó a Coatzacoalcos. Ahí recibió la llamada de un vigilante del rancho preguntando si se encontraba en el interior de la vivienda, pues la puerta se hallaba abierta. De inmediato retornó.

La puerta fue violentada y en un clóset de su recámara se observaban las huellas del allanamiento. Todo estaba revuelto. No sustrajeron objetos de valor, pese a tenerlos a la mano. Más que un intento de robo, es un mensaje. Eva Cadena interpuso su denuncia ante la Subunidad Integral de Procuración de Justicia, sólo para no dejar de darle cauce al procedimiento legal.

Previamente ha recibido amenazas, amagos para disuadirla de seguir en la contienda. Fue igual en 2016, días después de asumir su condición de diputada local por Morena, donde la intimidación el menú del día. ¿Qué sigue?…

En una encrucijada, el otrora hombre fuerte de Marcelo Montiel Montiel, Alfonso Morales Bustamante. Si no salda el ayuntamiento de Coatzacoalcos su adeudo con la empresa Pluvial del Golfo, a más tardar este miércoles 19, la Sala Superior del Tribunal de lo Contencioso Administrativo ordenará su destitución como tesorero municipal. Por desacato a la sentencia emitida por el tribunal, están en capilla alcalde, síndica y regidores, quienes en breve serán notificados de su inhabilitación.

Hay una multa de 100 salarios mínimos contra el presidente municipal, Joaquín Caballero Rosiñol; la síndico, Alejandra Theurel Cotero; el director jurídico, Carlos de la Rosa López, y el tesorero Morales Bustamante.

Apercibidos de pagar los más de 3 millones de pesos por el contrato de obra correspondiente a la construcción del último tramo del malecón costero, si este miércoles 19 no es acatada la sentencia, el Tribunal de lo Contencioso procederá contra Morales Bustamante. O sea, golpe al hombre que conoce, como nadie más, los secretos de Marcelo Montiel… Hay un alcalde que presume de ser poderoso y despiadado. Sus amigos, dice, son sicarios, son perversos, son inhumanos, son malosos. Una pista: es priista y es del sur…

Valora este artículo
(1 Voto)
Mussio Cárdenas Arellano

Atrapado en el mundo de las letras y la denuncia social, Mussio Cárdenas Arellano cuenta ya con un extenso kilometraje recorrido en el periodismo. Lejano parece ya aquel 1978 cuando en Coatzacoalcos, su tierra natal, escribió sus primeras notas. Transitó por la entrevista, el reportaje, la crónica, el artículo y la columna política. Fue corresponsal de la revista Proceso, Imevisión, IMER, Contralínea; fundador de las revistas Contacto e Informe Rojo; analista político en radio y televisión, y ganador del Premio México por columna política, en 2009, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX). Su contacto con el periodismo viene de familia. Su padre, Mussio Cárdenas Cruz, y sus tíos Emilio, Francisco y Paulino, constituyen una dinastía de periodistas veracruzanos de reconocido prestigio. Actualmente escribe la columna Informe Rojo, que se publica en portales en internet y medios escritos con amplia aceptación entre la opinión pública.

mussioc2@gmail.com