Sábado, 27 de May de 2017

Fuera de Foco

Veracruz: la cloaca está abierta
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

Yunes en el ojo del huracán.
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Caso Gibrán, crucial para hundir al falso general
Mussio Cárdenas Arellano



Columna: Informe Rojo

Yunes: a ver si la Policía Militar lo salva

Martes, 11 Abril 2017
Yunes: a ver si la Policía Militar lo salva Mussio Cárdenas Arellano

Hierve Veracruz y Miguel Ángel Yunes toca ya la última llamada, la de la Policía Militar que lo salve del desastre, la violencia, sumada a la Policía Estatal que no hace poco era duartista y era corrupta, era bermudista y servía al crimen organizado, que levantaba y mataba y sepultaba en fosas clandestinas.

Llega la Policía Militar cuando el caos es brutal. Se incrementan las ejecuciones, el secuestro, el ajuste de cuentas, la agresión a migrantes.

Se suma, dice el gobernador de Veracruz, al trabajo “de las distintas corporaciones de seguridad pública federales, estatales y municipales que nos esforzamos por recuperar la paz y la tranquilidad para todos los veracruzanos”.

Viene con uñas y con dientes, armados con todo, con equipo de radiocomunicación, con alta tecnología. ¿Y?

Su discurso suena a más de lo mismo. Y peor: es la apuesta final.

Si falla la Policía Militar, Veracruz se vuelve territorio del crimen organizado por siempre y para siempre. Fue santuario de Los Zetas desde los tiempos de Fidel Herrera y arena de cárteles en el duartismo, disputando territorio y clientela, mercado y poder.

Tácitamente Yunes azul refleja el fracaso de la Policía Estatal, el Ejército, la Naval, la Policía Federal, rebasadas y vulneradas por la acción de la delincuencia, que cómo táctica de impacto mediático persiste en su afán de calentar a Veracruz.

Sea guerra entre cárteles, como afirma Yunes Linares, o no, la violencia no cesa. Se maten entre sicarios o no, la violencia es real. Haya ajuste de cuentas o no, la violencia no mengua.

Traída por Yunes gobernador, la Policía Militar viene a subsanar lo que el plan contra la violencia no ha logrado concretar. Dice:

“En todo caso la Policía Militar estará siempre acompañada por elementos de la Policía Estatal, que fungirán como primeros respondientes en caso de ejecución de órdenes de aprehensión  o detención de delincuentes en flagrancia.

“Los elementos de la Policía Naval que tienen a su cargo la seguridad de varios municipios del Estado de Veracruz seguirán desempeñando sus tareas en las mismas zonas, sin participación de Policía Militar en las mismas.

“Se fortalecerá la presencia de la Policía Estatal y de la Fuerza Civil en las zonas de mayor actividad delictiva.

“La Fuerza Civil se reagrupará, de tal manera que opere en poblaciones específicas con un más alto número de elementos.

“La Policía Estatal será igualmente reagrupada y concentrará su actividad en las zonas de mayor incidencia delictiva.

“Los elementos de la Gendarmería que actualmente prestan sus servicios en la zona de Córdoba y Xalapa serán concentrados en su totalidad en la Capital del Estado, y en Córdoba serán sustituidos por Policía Militar”.

Y más adelante apunta:

“A finales del mes de marzo recibimos la primer parte de los recursos de los fondos federales destinados a seguridad y se empezarán a aplicar preferentemente en tecnología para el combate a la delincuencia.

“Hace 128 días tomé posesión como Gobernador del Estado y me comprometí a resolver el grave problema de inseguridad que se vive en Veracruz.

“La inseguridad es un problema que tiene raíces añejas y profundas, no surgió en mi administración, a mí me toca resolverlo y lo hago con responsabilidad y con decisión.

“Hemos logrado algunos avances que se pierden en un escenario donde la delincuencia organizada siembra terror con las ejecuciones entre quienes forman parte de estas bandas”.

Y aparece el Yunes que increpa:

“En seguridad pública como en los demás retos que los veracruzanos enfrentamos nadie canta victoria, pero si podemos señalar con toda responsabilidad que estamos trabajando intensamente para cumplir nuestros compromisos.

“Que lo hacemos corriendo todos los riesgos, enfrentado todo lo que tenemos que enfrentar, incluso la incomprensión, dedicando muchas horas, todos los días a cumplir el compromiso de rescatar a Veracruz del desastre al que lo llevaron doce años de corrupción y desorden.

“Nadie canta victoria, pero para fortuna de los veracruzanos quienes hoy cantan derrota verán frustrados sus objetivos.

“Viviremos seguros. Es mi compromiso. Lo voy a cumplir”.    

Hay en Yunes Linares mea culpa y reclamo. Ya no habla de los 60 días en que habría de acabar con la inseguridad, ni de los drones volando para detectar las operaciones del crimen organizado. En el día 60 todo siguió igual. En el día 128 todo está peor.

Reconoce el paso lento ante el vertiginoso ritmo en que se mueve la delincuencia, los golpes a los malosos que se pierden entre el mar de violencia.

Dice que la inseguridad tiene “raíces añejas y profundas”. Y va más allá: “No surgió en mi administración, a mí me toca resolverlo y lo hago con responsabilidad y con decisión”.

Y luego el contraataque:

“Nadie canta victoria, pero para fortuna de los veracruzanos quienes hoy cantan derrota verán frustrados sus objetivos”.

En otros foros alude Yunes Linares a la fidelidad y al duartismo, a las complicidades de los que tuvieron en sus manos las tareas de seguridad y terminaron trabajando para los cazadores de seres humanos.

Sí, pero no los llama por su nombre ni les dice lo que son. No está en su discurso ni Fidel Herrera ni Javier Duarte, ni Arturo Bermúdez, artífices de la violencia, amigos de los Zetas y beneficiarios de la sangre de miles y miles de veracruzanos, los que permitieron con su indolencia y complicidad el levantón, el secuestro y las fosas clandestinas.

Menos mal que se matan entre malosos. Pues a medias. También hay víctimas blancas, inocentes que murieron sin saber por qué. Hay empresarios que sufren extorsión. Hay abogados y médicos que son mutilados si no pagan derecho de piso. Y no son malosos.

Llega la Policía Militar tarde. Llega cuando la esperanza se ha perdido, cuando un general de tres estrellas, Martín Cordero Luqueño, director de Seguridad Ciudadana y Tránsito de Boca del Río, es levantado junto con tres subalternos, entregado horas después, sin rasguño y sin daño. Entero pero humillado.

Y en cuanto puede hablar, sostiene el militar que no fue levantón sino un cerrón que les dio otro auto. Y ante el riesgo, que se vuelve temor, huyó en un taxi.

Qué cosas debe decir Cordero Luqueño. Para no reconocer que fue levantón se muestra como el general correlón y cobarde.

Llega la Policía Militar a salvar del desastre a Veracruz, a enfrentar la violencia, a sumarse a la Policía Estatal que no hace poco era duartista y era corrupta, era bermudista y servía al crimen organizado, que levantaba y mataba y sepultaba en fosas clandestinas.

Pesan sobre la Fuerza Civil imputaciones graves. Siendo duartista levantaba personas, agredía reporteros, torturaba. ¿A cuántos de sus elementos separó de sus filas Yunes? ¿Cuántos están siendo procesados por violar la ley?

Peor es la Policía Estatal. Si no eran halcones, informantes del crimen organizado, de plano levantaban y mataban. Su huella está en Tierra Blanca, donde desapareció a los cinco jóvenes de Playa Vicente; en el Caso Gibrán, por el que fueron hasta su departamento, lo sacaron, lo llevaron con el ex secretario de Seguridad, Arturo Bermúdez, lo confinaron en la Academia de Policía El Lencero y lo mataron a golpes.

Dos corporaciones, dos enclaves del crimen organizado en el área de seguridad de Veracruz, y a ellas se vinculará la Policía Militar.

Apuesta por ella el gobernador, por su férrea formación, por sus alcances tecnológicos, porque la violencia en Veracruz requiere un golpe mayor.

A ver si así, Yunes se puede salvar.

Archivo muerto

Una multa, la del Tribunal de lo Contencioso Administrativo, le recuerda al alcalde Joaquín Caballero que la justicia tarda, pero llega. Por negarse a pagarle a la compañía Pluvial del Golfo —Pluviales— los 3 millones 185 mil 709.81 pesos por el contrato para la construcción del último tramo del malecón costero, por desacato a una sentencia judicial dentro del expediente 04/2017, fue multado el edil, la síndica Alejandra Theurel Cotero, el tesorero municipal, Alfonso Morales Bustamante, y el representante jurídico, Carlos de la Rosa López, con 100 días de salario mínimo nacional a cada uno.

El acuerdo tiene fecha del 7 de abril y de no ser acatado se procederá a la destitución del tesorero municipal, Alfonso Morales. Se instruye la Oficina de Hacienda del Estado en Coatzacoalcos, a cargo de Lorrimer Álvarez Peña, para proceder al cobro de la multa. Por si faltara algo, acordó el Tribunal de lo Contencioso que el ayuntamiento de Coatzacoalcos eche mano del Fondo para la Infraestructura Social de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal, ejercicio 2017, que puede ser afectado para el pago de esta clase de eventos.

Dice la sentencia: “No se necesita pedir autorización al Congreso del Estado para tomar esos recursos federales y hacerle frente a los requerimientos que tenga el municipio”. ¿O qué hizo Caballero con los más de 170 millones de ese fondo? ¿Ya los agotó? ¿En qué?…

Nada que ver entre el joven priista Carlos Fuentes y Morena. Ningún trabajo electoral para Morena, como afirma Diego Fernández, él sí en el proyecto del pejepartido, luego de pasar por el PRI, servirle a Guadalupe Félix de Theurel, a Keren Prot, a Tony Macías, ofrecerle su base social al hoy virtual candidato panista a la alcaldía de Coatzacoalcos, Jesús Moreno Delgado.

Carlos Fuentes se abrió de la fundación en el que ambos realizaban labor social y opera para el proyecto PRI-Verde. Con Morena, contrario a lo que pregona Diego Fernández entre promotoras de colonias, Carlos Fuentes nada… Rollo el de Nora Cortázar Luna, mandamás de Movimiento Ciudadano en el sur de Veracruz.

Dará a conocer esta semana los nombres de quienes integrarán la planilla que contenderá por la alcaldía de Coatzacoalcos. Hay una invitación a Eulalia Martínez Pino, dirigente de taxistas, para ser candidata a síndica, lo que huele a estafa. MC ni remotamente ganaría la elección.

Eulalia Martínez sólo acarrearía votos y quizá con un golpe de suerte alcanzarían una regiduría, pero ni alcalde ni síndica entrarían al próximo cabildo. Al partido de Dante no le da. Para eso la quiere la regidora Nora Cortázar. Como al Kleenex: úsese y deséchese…

Valora este artículo
(0 votos)
Mussio Cárdenas Arellano

Atrapado en el mundo de las letras y la denuncia social, Mussio Cárdenas Arellano cuenta ya con un extenso kilometraje recorrido en el periodismo. Lejano parece ya aquel 1978 cuando en Coatzacoalcos, su tierra natal, escribió sus primeras notas. Transitó por la entrevista, el reportaje, la crónica, el artículo y la columna política. Fue corresponsal de la revista Proceso, Imevisión, IMER, Contralínea; fundador de las revistas Contacto e Informe Rojo; analista político en radio y televisión, y ganador del Premio México por columna política, en 2009, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de México (FAPERMEX). Su contacto con el periodismo viene de familia. Su padre, Mussio Cárdenas Cruz, y sus tíos Emilio, Francisco y Paulino, constituyen una dinastía de periodistas veracruzanos de reconocido prestigio. Actualmente escribe la columna Informe Rojo, que se publica en portales en internet y medios escritos con amplia aceptación entre la opinión pública.

mussioc2@gmail.com