Domingo, 23 de abril de 2017

Fuera de Foco

Jorge Morales de corderito a lobo
Silvia Núñez Hernández

Buenos Días Veracruz

Sueños guajiros
David Varona Fuentes

Informe Rojo

Tony Macías y Coldwell, tras el circo de Duarte
Mussio Cárdenas Arellano

@suntos de poder

Los encargados de la seguridad, ¿miopes o pendejos?
Manuel Carvallo Carvallo

Silvia Núñez Hernández

Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz 

URL del sitio web: http://www.agnveracruz.com.mx Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jorge Morales de corderito a lobo

Viernes, 21 Abril 2017 05:57

El primer artículo del Reglamento Interno de la CEAPP establece que “el mandato constitucional es atender y proteger la integridad de los periodistas, así como promover las condiciones para el libre ejercicio de la profesión del periodismo, con pleno respeto al derecho a la información y a la libertad de expresión”. Curiosamente para el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, dicho artículo lo tiene sin menor cuidado pues lo pisotea y desestima, actuando con dolo en contra de sus “clientes” –pues para él la comisión lo ha hecho su negocio personal- determinando ilegalmente cuando protege o no al periodista que así se lo solicite.  

Morales Vázquez llega a la CEAPP al puro estilo de Juan Vargas, personaje protagonizado por Damián Alcázar en la película “La Ley de Herodes” a quien se le concede la presidencia municipal de San Pedro de los Saguaros, por ser supuestamente el “político priísta” más idóneo por no contar con actos de corrupción. Así mismo pasó con el secretario ejecutivo de la CEAPP, quién en el mandato de Javier Duarte de Ochoa arribó al elefante blanco como comiosado y se dejó ver como el verdadero protector de los periodistas veracruzanos. Pateando el bote, se enfrentó a las Rocíos, a las Namikos y hasta las Benitas, para mediáticamente llevar agua a su molino.

Trabajó como una hormiguita al parecer su más grande aspiración. Controlar a través de la secretaría ejecutiva la CEAPP, siempre con apoyo de la legisladora, María Josefina Gamboa Torales a quien desconoció minuto después de haber tomado protesta e inició una guerra de declaraciones en los diferentes medios de comunicación, donde descalificaba cada una de las acciones que la legisladora exigía a la comisión con la finalidad de esclarecer la situación administrativa en la que sus antecesoras habían dejado a dicha institución “autónoma”. Juez y parte –porque como comisionado conocía las entrañas de dicha “dependencia gubernamental”- prefirió “guerrear” que aclarar la situación financiera de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas. Al parecer con la finalidad de proteger a sus enemigas-amigas antecesoras.

Enfermo de poder –como secretario ejecutivo- en el desarrollo de su mandato, “reforma” el reglamento que rige a la CEAPP a contentillo y sin realmente hacerlo en asamblea. Realiza de manera ilegal una serie de acciones, tomándose atribuciones que rebasan su competencia en el cargo. Reestructura la planilla, decide a que periodista atender determinando a través de “oficios” tardíos como respuesta, cuando la CEAPP está obligada a atender todos y cada uno de los casos que se presentan entorno a la actividad periodística. Sintiéndose la autoridad competente para decidir sobre qué “caso” procede legalmente, cuando está determinación, sólo le compete manifestarla a un juez o la propia Fiscalía General del Estado de Veracruz a través de un proceso penal. Jorge Morales Vázquez al puro estilo de la “Ley de Herodes” hace su propia ley y manipula arbitrariamente a quién se le va a apoyar jurídicamente y a quién no. Si el periodista en cuestión no es de su “grupo de Toby”, los ignora y hasta ataca.

El lunes 17 de abril del año en curso, una servidora le solicitó a la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas su asesoría jurídica para solicitar a través de una denuncia en contra de unos “juniors” que según propias indagatorias actualmente le trabajan al Partido Acción Nacional (PAN) y se dedican a hacer campañas nefastas en contra de activistas, de familiares de desaparecidos y periodistas que cuestionen o contradigan a funcionarios de primer nivel en el gabinete de Miguel Ángel Yunes Linares. Se investigó y se conoce los nombres de  los sujetos que de manera nefasta atacan a quienes molesten a sus “patrones”. Se sabe de primera mano quién les paga y ordena para iniciar una campaña de difamación por parte de estos mequetrefes y cobardes, que operan escondidos y bajo perfiles falsos. Por ello, la inquietud de constatar la identidad de estos parásitos de la sociedad, para proceder legalmente en su contra.

La presidenta de la comisión, Ana Laura Pérez Mendoza, fue alertada y notificada de dicha solicitud y ésta lo transmitió al área correspondiente, según su propia versión. Tres días después, el área jurídica de la CEAPP –ya no como elefante blanco, sino como una verdadera tortuga- notificó a una servidora a través de un oficio signado por Miguel Ángel Altamirano Villegas, director jurídico de la CEAPP en donde “explicaba” –luego de una perorata de artículos y hasta de tratados internacionales- que la CEAPP había analizado que no existía alguna expresión –pese a las agresiones verbales hacia una servidora que desataron este grupo de parásitos virtuales- de la cual derive la intención de causar mal. Concluyendo que no hay elementos para que prospere la denuncia que se pretende interponer. Pero en el caso de hacerlo, pues la CEAPP brindaría el apoyo jurídico –es decir, el acompañamiento nada más, porque dicho ente por sus limitaciones no puede representar jurídicamente a un periodista, acto que Jorge Morales Vázquez no ha querido reformar ante el Congreso del Estado-.

Tres días le llevó a la CEAPP “analizar” un tema de un periodista a quien “batea” por no contar supuestamente con elementos para entablar una demanda. Jorge Morales Vázquez a la hora de ser cuestionado por su nula y lenta intervención a través de mensajería por WhatsApp, este desata una serie de acusaciones y agresiones en contra de una servidora como es su costumbre.

Se le cuestionó su tibieza y tardía acción, su respuesta inmediata y casi por costumbre, es desatar una serie de descalificaciones y acusaciones en donde cuestiona hasta mi “calidad moral” y mi ética como periodista. Un sujeto que no repara en desacreditar a quien siente le está pisando la sombra con investigaciones periodísticas acerca del abuso de poder y la mala estrategia administrativa que está ejecutando al interior de dicho elefante blanco. No es muy lejana la crítica que ejecutaba en contra de Namiko Matzumoto Benítez y su papel como secretaria ejecutiva. Un sujeto a quien se le paga para proteger a los periodistas, no atacarlos.

Hoy la ha rebasado con dolosas acciones en contra de los periodistas incómodos para él y hasta no se cohíbe en intentar prepotentemente pisotearlos y ser el primero en demeritar y jactarse de ser el único honesto en la faz en de la tierra. El único con la capacidad y calidad moral en el desempeño de sus funciones. Nadie como él y sobre todo cuando se trata de una mujer periodista, que para él, el género no tiene las capacidades necesarias para realizar el trabajo tan “eficiente” que él tuvo cuando reporteaba y también mantiene en la actualidad en la CEAPP. Misógino y falta de congruencia, es en lo que se ha convertido el decepcionante, Jorge Morales Vázquez, quien encontró en la CEAPP una forma de “ganarse la vida” fácil y cómoda. Un sujeto que se auto asigna un jugoso y “merecido” salario con todas las prestaciones de la ley, pues su trabajo tan eficiente –según su percepción- le amerita ser pagado.

La detención de Javier Duarte de Ochoa un tema que despierta suspicacias por parte de la sociedad veracruzana. El día de sábado de Gloria, su nombre fue replicado millones de veces en las redes sociales, quienes no paraban de regodearse sobre su aprehensión ejecutada por parte de la Policía Civil guatemalteca. El regocijo no era para menos, se habría capturado al pillo más odiado en el estado de Veracruz. Ver las imágenes donde se le podía ver nuevamente con un impresionante sobrepeso y su usual chaleco para simular su gordura, provocaban un sentimiento de felicidad al conocer como este delincuente pisaría la cárcel a donde mandó a miles de personas cuando les fabricó delitos [recordar a Jorge Antonio Hernández Silva a quien se le implicó en el asesinato de la corresponsal de Proceso, Regina Martínez Pérez] y así justificar a la ese entonces Procuraduría General del Estado que estaban “trabajando” en los asesinatos cometidos en el estado. Un gran número de ciudadanos cree que la captura fue realizada para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lavara sus culpas por sus corruptas acciones. Coinciden que el hecho fue perpetrado por las próximas elecciones y Enrique Peña Nieto, pretende con este acto, también pueda desviar la atención sobre el soborno a la empresa brasileña Odebrecht.

Javier Duarte y Karime Macías, mucho dolor provocaron en su administración. Ahora sólo esperamos que la Procuraduría General de la República (PGR) a cargo de Raúl Cervantes Andrade, integren la carpeta de investigación sin  ambigüedades para que la denuncia penal en contra de este delincuente no le pueda conceder su libertad. Los veracruzanos esperan que este bandido pase en la prisión por el resto de su vida.  

Son muchas las personas que se vieron afectadas por este psicópata, el cual, fue controlado por la autora intelectual, Karime Macías Tubilla –quien escribía en su diario “si merezco abundancia”-. La sociedad se vanaglorian por su detención de quien vulneró y se burló por 12 largos años –cabe recordar que en el período de Fidel Herrera Beltrán este fue secretario de Finanzas y Planeación- de los gobernados.

Las madres de desaparecidos, los jubilados del Instituto de Pensiones del Estado, los docentes que se manifestaron en contra de la reforma educativa y que también fueron golpeados, los niños con leucemia a quienes le fue suministrada agua destilada, los padres de los jóvenes de Tierra Blanca, Aracely Salcedo Jiménez –madre de Fernanda Rubí, joven desaparecida desde hace cinco años siete meses-, los campesinos, los derechohabientes del sector salud, los ocho millones de veracruzanos afectados por la falta de obras en caminos y carreteras, los indocumentados que fueron asesinados bajo el régimen retrograda del duartismo, a las familias de los 19 periodistas asesinados en el mandato de este orate. En fin, no existió sector que no haya sido golpeado por el hurto que tanto las familias de Javier Duarte de Ochoa y de Karime Macías Tubilla ejecutaron  en su paso por el poder.

Miguel Ángel Yunes Linares no paró de felicitarse así mismo. Recordarle a la sociedad veracruzana sobre su “gran logro”. Debemos reconocerle que sus denuncias dieron frutos. También tendremos que reconocer que si su primo hermano, Héctor Yunes Landa hubiese estado en el poder, jamás hubiera denunciado a su jefe político por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita aunque faltan muchos otros que la PGR debería de considerar para determinarle cadena perpetua a este delincuente. Hoy gozaría con la total y absoluta tranquilidad que la impunidad que el rojo Yunes le hubiera brindado.

Pero no todo es miel sobre hojuelas para el auto reconocimiento yunista. Aracely Salcedo Jiménez, como lo mencionamos hace unos momentos, fue una directa víctima de Javier Duarte de Ochoa. A esta mujer la conocieron internacionalmente cuando su video se hizo viral en la redes sociales, donde encaró y mostró la cobardía del ese entonces gobernante y de su menos insensible y corrupta esposa, Karime. Duarte se burló mientras ella le recriminaba su falta de congruencia para dirigir el estado, cuando le exigió resultados en el caso de la desaparición de su hija. Hoy, esta mujer se ha convertido en una verdadera guía para miles de familias que desesperados denuncian la desaparición de un familiar. Luego de conocer la detención de Javier Duarte, emite su opinión acerca de este hecho:

“Está situación de que Duarte es aprendido genera muchas especulación (…) Será todo pactado (…) Realmente estaremos en un punto de empezar a ver un poco de justicia (...) La realidad la sabremos conforme avance está situación, desde el colectivo familias de desaparecidos Orizaba-Córdoba pensamos que este personaje que causó y trajo mucha desgracia al estado de Veracruz deberá pagar conforme a la ley y a nosotros nos toca exigir justicia por cada uno de los desaparecidos (…) Él un día se burló de mi dolor fue indolente e insencible a mis reclamos, ignoró la voz que clama justicia por saber de mi hija (…) Él está implicado en muchos asuntos de desaparecidos, sus omisiones y falta de compromiso con los ciudadanos lo llevó a dejar un estado fallido sumido en terror y violencia, sus alianzas con el crimen organizado nos tienen a miles de familias mutiladas por la ausencia de un ser querido (…) Mis ojos que han llorado tanto de dolor tienen la suerte de ver que a él ni el dinero que se robó ni sus alianzas lo salvaron de que hoy este preso, las familias de desaparecidos exigimos verdad, memoria y justicia por cada uno de los que nos hacen falta (…) Quiero creer que será juzgado conforme a la ley y no con consideraciones y lujos (…) Él merece, si merece pagar por todas sus fechorías porque es un delincuente y no solo él, su familia completa, falta su esposa ya que son  una familia de rateros, corruptos unos delincuentes autorizados (…) Nos queda claro que hay intereses políticos muy grandes y esto tiene un trasfondo, hay servidores públicos que no les conviene el hablé y solo esperamos no lo maten sin antes darnos la verdad de donde están nuestros hijos. 

Por su parte, María Josefina Gamboa Torales, diputada local por el Partido Acción Nacional, víctima de un complot orquestado no tan sólo de Javier Duarte, sino también por parte de Arturo Bermúdez Zurita, en ese entonces secretario de Seguridad Pública y Luis Ángel Bravo Contreras, quien fungía como fiscal General del Estado, aprovecharon un accidente vial en donde falleció una persona, para violarle todas y cada uno de sus derechos humanos. La mantuvieron presa por ocho meses en el Penal de Tuxpan y así “castigarla” por sus columnas periodísticas en contra del gobierno fallido duartista. Para ella y su pequeña hija –quien fue también torturada por estos cobardes al separarla de su madre-  la detención de Javier Duarte fue una justicia divina que debió cumplirse desde hace mucho tiempo atrás.

“Un acto de justicia que debe ser avalado por una sentencia acorde a la gravedad de los  delitos cometidos y la devolución del dinero robado a los veracruzanos (…) Que pena que estará en una prisión federal y no en uno de los infiernos en el que Fidel Herrera y él convirtieron las cárceles veracruzanas (…) Yo espero que la Procuraduría General de la República integre la carpeta de investigación del modo correcto para que pueda verdaderamente responder no tan sólo por los delitos por lo que fue detenido (…) Sino que también sea enjuiciado por la carga probatoria que tiene la Fiscalía General del Estado por el resto de los delitos cometidos, por los desfalcos que mencionó la Auditoría Superior de la Federación, por los desfalcos que mencionó el Servicio de Administración Tributaria con las empresas fantasmas (…) Que sea juzgado por los delitos cometidos en contra de miles de veracruzanas y veracruzanos que desaparecieron durante su sexenio y los cuales les negó por completo el derecho a la justicia, primero al criminalizarlos y segundo, al negar su desaparición (…) Todas esas fosas que están apareciendo, esos cuerpos que están ahí enterrados, son víctimas que merecen justicia y yo esperaría que fueran tomadas en cuenta (…) Platicando con Aracely Salcedo, concordamos que a raíz de las reuniones que se van a tener con el fiscal especializado, se aporten elementos por parte de los Colectivos de Personas de Desaparecidos y que estos sean considerados por parte de la PGR para la integración a la denuncia en contra de Javier Duarte” enfatizó la legisladora.

Gamboa Torales indica que Javier Duarte no tan solo robó dinero en Veracruz, sino también la tranquilidad, esperanza, vidas, dignidad de los ciudadanos. “Duarte tiene muchas deudas, más que económicas, morales con la sociedad veracruzana (…) Yo ayer estaba escribiendo, estaba con mi hija cuando oímos la noticia (…) La verdad lo lamenté mucho por sus hijos porque vi el rostro de la mía que sufrió más que nadie cuando la persona que estuvo a su cuidado le repetía que su mamá se iba a pudrir en una cárcel (…) Fue un acto de crueldad indescriptible (…) La cárcel en si es un infierno (…) Las llamas extras que nos propinó Javier Duarte pues son cosas que Dios y la vida tendrán que hacerle pagar y que juzgarle (…) Merece pasar el resto de sus días en una cárcel y yo espero que así sea”.

Despilfarro en la CEAPP

Viernes, 07 Abril 2017 13:51

Desgarre de vestiduras existen en la actualidad por una cuarta parte del  gremio periodístico con relación a la permanencia de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP). Existen dos corrientes, unos, los que son apoyados verazmente por parte de este “organismo autónomo” y aquellos, que para este  ente no merecen ser atendidos. Al parecer, dicha instancia se ha concentrado en trabajar con representantes de medios de comunicación muy cercanos y aplaudidores a los integrantes que conforman dicho elefante blanco. Periodistas privilegiados que están dispuestos a instaurar campañas pueriles y misóginas en contra de otros informadores que le demandan a la CEAPP les brinde protección a la cual tiene obligación de ejecutar cuando estos reciben amenazas u hostigamientos por parte de políticos o personas pagadas para llevar amedrentarlos.

La diputada local del Partido  Acción Nacional (PAN), María Josefina Gamboa Torales explicó que la comisión integrada por el pleno, le ha solicitado a la CEAPP que entregue un informe detallado sobre los gastos que dicho elefante blanco ha realizado desde su toma de protesta a la fecha. Son 18 millones de pesos, en donde 14 millones 500 mil pesos que se van en pagar onerosos sueldos de todos los que integran dicha comisión, como también la renta del inmueble y sólo, tres millones 500 mil pesos son utilizados para apoyo a los periodistas en riesgo.

Luego de una reunión que sostuvieron los integrantes de la Comisión para la Atención de los Periodistas en días pasados, advirtieron sobre el envío de un oficio a la CEAPP para que dé a conocer a detalle los gastos erogados por ésta, con relación a los apoyos que han proporcionado a un grupo de periodistas que no cuentan con ningún tipo de amenaza, pero por cuestiones económicas, no han tenido empacho para obtener de parte de la comisión “apoyos” como son para el pago de colegiaturas de los hijos a escuelas privadas (situación realmente extraña pues si no cuentan con los recursos para la educación en planteles privados podrían intentar educarlos en escuelas públicas), descomposturas de un automóvil que pertenece a la SSP y que debería de ser quien repare la unidad y no la CEAPP, pago de medicinas a periodistas sin riego, todos sin merecerlo y porque así lo solicitaron.

La diputada panista indicó que:

“Con los miembros de la Comisión para la Atención y Protección a Periodistas en el congreso (…) Se solicitó información a la CEAPP para que notifique cuáles son esos apoyos discrecionales que se le están dando a algunos periodistas (…) Son 18 millones de pesos de presupuesto, 14 millones 500 mil pesos en gasto corriente y por ello solicitamos la información (…) Nos genera muchas dudas de los gastos que se están llevando el personal (…) En el Congreso del estado, por medio de la comisión para la atención de los periodistas, se está analizando la viabilidad de la permanencia de la CEAPP en las condiciones actuales en las que se encuentra (…) Pues prácticamente es un organismo que no sirve de nada y no lo digo yo, lo dicen ellos mismos en su reporte (…) Pagos de Coffee Break, pago de colegiaturas particulares para los hijos de algunos periodistas (…) Alguien más porque quería estudiar en una universidad privada y solicitó el “apoyo” a la CEAPP con un dinero mensual (…) No es que esté mal, lo que no sé si todos los periodistas en este estado tengan la misma facilidad (…) O hayan informado que la CEAPP te puede pagar esto, esto y esto” advirtió la legisladora.

La reacción de la presidenta, Ana Laura Pérez Mendoza y el secretario ejecutivo de la CEAPP, Jorge Morales Vázquez no se hizo esperar, quien apoyados de sus “seguidores” comenzaron a desacreditar la declaración de la diputada panista y hasta hubo algunos volvieron a hacer alusión al problema que la mantuvo en la cárcel expresando comentarios absurdos y fuera de contexto como “Mejor invítenle unas chelas”.

Al parecer los “apoyos” que la CEAPP ejerce si son “discrecionales”. Si el periodista agredido en cuestión no es parte de su grupo de amigos, estos son totalmente ignorados. No hay convocatorias de parte de dicho “organismo autónomo” para otorgar becas para estudios en escuelas privadas prestigiadas –donde muchos concluyen la universidad, maestrías y hasta doctorados- si no que son proporcionadas a “contentillo” y beneplácito por parte de la señora presidenta y el secretario ejecutivo.

No hay dinero para todos, ni para quienes realmente lo necesitan. Cuentan algunos periodistas xalapeños, que tanto el secretario ejecutivo y la presidenta, tienen cada uno sus respectivos chóferes. Lo curioso es -que consta en el gremio periodístico- que la hoy presidenta no contaba antes de su toma de protesta, con coche y que seguramente, se requirió la compra de una unidad para dicho fin o hasta dos, porque el secretario ejecutivo no pueden discriminarlo.

Con relación a los salarios de cada uno de los integrantes de la CEAPP son los siguientes:

-      Ana Laura Pérez Mendoza, obtiene un ingreso mensual de 43 mil 572 pesos y un aguinaldo de 72 mil 621 pesos.

-      Jorge Morales Vázquez su ingreso mensual es de 55 mil 116 pesos y un aguinaldo de 91 mil 860 pesos

-      Cada uno de los comisionados –son ocho en total- obtienen un sueldo de 19 mil 14 pesos y un agüinado de 31 mil 690 pesos.

-      Rafaela Sayago Carballo obtiene un sueldo mensual de 11 mil 118 pesos, un aguinaldo de 18 mil 531 pesos y una prima vacacional de tres mil 706 pesos.

-      Miguel Ángel Altamirano Villegas obtiene un sueldo mensual como director jurídico de 42 mil 462 pesos, un aguinaldo de 70 mil 773 pesos y 14 mil 154  pesos de prima vacacional.

-      Julio Gregorio Yobal Sánchez, contralor interno, obtiene un ingreso mensual de 39 mil 587 pesos, un aguinaldo de 65 mil 978 pesos y una prima vacacional de 13 mil 195 pesos.

-      Florencia Hernández Hernández, jefa de la Unidad Administrativa, su sueldo es de 36 mil 710 pesos, un aguinaldo de 61 mil 183 pesos y una prima vacacional de 12 mil 237 pesos.

-      Hugo Alberto Martínez Saldaña, director de Procesos, obtiene un sueldo mensual de 36 mil 710 pesos, un aguinaldo de 61 mil 183 pesos y una prima vacacional de 12 mil 237 pesos.

-      El chofer, Galdino Hernández Cardeña, gana mensualmente 14 mil 824 pesos, un aguinaldo de 24 mil 708 pesos y una prima vacacional de cuatro mil 941 pesos.

-      El chofer, Kevin Ignacio Torres Duran, gana mensualmente 14 mil 824 pesos, un aguinaldo de 24 mil 708 pesos y una prima vacacional de cuatro mil 941 pesos

Son en total 35 personas –pese a que Jorge Morales Vázquez aseguró que son 28- las que integran la CEAPP haciendo un total en sueldos de 842 mil 657 pesos mensuales reportándose un pago anual de 10 millones 111 mil 884 pesos, un millón 424 mil 675 pesos con 83 centavos de aguinaldos y un total anual del pago de la prima vacacional de 215 mil 857 pesos con 38 centavos. Haciendo un total de salarios, aguinaldos y prima vacacional anual de 11 millones 752 mil 417 pesos con 21 centavos.

El gasto corriente que según documentación que mantiene María Josefina Gamboa Torales en donde advierte que 14 millones 500 pesos es el gasto anual de la CEAPP entre sueldos y viáticos –dos millones 747 mil 582 pesos con 79 centavos- quedando únicamente un recurso para el fin que fue creada la CEAPP –para movilidad y apoyos a periodistas con amenazas- únicamente un total de tres millones 500 pesos, dinero que además es utilizado para “apoyos” a los amigos aplaudidores de los integrantes de dicha comisión.

Es evidente el despilfarro del presupuesto en donde sus integrantes se auto asignaron sueldos y prestaciones de ley muy elevadas en promedio de lo que en la actualidad percibe un periodista en campo.

Defienden el elefante blanco, quienes obtienen sus “apoyitos” directos por parte de la CEAPP, mientras que los periodistas o familiares de los mismos, padecen en muchos de los casos la reducción de sus medidas cautelares y en el peor de los casos, la desaparición absoluta de éstas, quedando en la total y absoluta indefensión.

La crisis del gremio periodístico

Lunes, 03 Abril 2017 15:01

El gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, dice que la permanencia de la Comisión Estatal para la Atención y Protección (CEAPP) corresponde a los propios periodistas determinar su permanencia. No a él ni al Congreso del Estado. Lo asombroso de ese comentario es que jamás el mandatario estatal ha considerado -ni por error- la posibilidad de atender realmente el sentir del gremio periodístico, que en su mayoría, prefieren la desaparición de dicho elefante blanco. Más en la actualidad, que existe la duplicidad de funciones por parte de ésta comisión ya que se determinó por medio de un juez, que todos los temas relacionados con los periodistas y la libertad de expresión, serán atendidos directamente por la Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (FEADLE).

Lo más lamentable y vergonzoso del tema en cuestión, es la fractura que existe entre los propios periodistas que ponen en tela de juicio el alertamiento que haga algún colega que se encuentra solicitando la intervención de la CEAPP, ante un hecho de violencia u hostigamiento en su contra. Intereses personales que hacen que hasta se desgarren las vestiduras a favor de éste elefante blanco. Muy sospechosa actitud cuando sabemos que muchos no lo hacen de manera gratuita. Su opacidad como “organismo”, que vela por los “intereses” de los periodistas, es tan cuestionable como lo fue en su momento la integración de quienes estarían al frente de la comisión.

Les cuento: Una colega del municipio de Jáltipan, alertó el pasado sábado 01 de abril del 2017 aproximadamente las 18:00 horas, sobre la amenaza que estaba ejerciendo hacia su persona la presencia de un sujeto, el hombre se encontraba acechando dentro de su propiedad [en el patio de su casa], en forma de vigilancia. Lo expuso a la enlace de prensa de la CEAPP, Rafaela Sayago Carballo con pertinencia. Alude la periodista, que la encargada del área de comunicación le dijo que “el área correspondiente” haría el contacto con ella vía telefónica para las medidas que se aplicarían para atender su caso.

Desafortunadamente para la periodista, nunca nadie se comunicó con ella, ni ese sábado, ni el domingo, ni el día de hoy, lunes. Su reacción natural por parte de ella es mostrar su molestia en la red que se mantiene en el gremio y creado por la propia CEAPP. Cuestionó el papel de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas y expuso su caso para que todos estuviéramos informados. La reacción de muchos, fue inesperada. La enlace de prensa molesta, dijo que el asunto había sido atendido con “oportunidad” e indicó que su tarea dentro de la CEAPP es la de ser responsable del área de comunicación y no era comisionada. Que ella dio por enterada al área correspondiente y que si habían hecho caso omiso, no era de su responsabilidad. Hasta cierta forma, muy cierto. Pero también no estaba demás que hubiera ejercido la presión necesaria para que los responsables de atender a la compañera, en verdad lo hubieran hecho. También el considerar la posibilidad de verificar que la periodista se encontrara bien en ese momento tan difícil para ella.

La periodista de Jáltipan expuso:

“Hace unos días me sentí vulnerable en casa, solicité la intervención de ésta honorable Comisión. Rafaela se limitó a responder por WhatsApp y dejarme en visto en los demás (había elementos para iniciar el apoyo y lo sabe) (…) Hasta el momento nadie me ha brindado el apoyo ante mi situación, por ello, determiné poner mis propias medidas de seguridad (…) Decir lo que sucede de ésta institución que solo vive de nuestros impuestos y que no nos está ayudando como lo deseamos (…) Se necesita de gente que conozca nuestras carencias y necesidades”, acusó la periodista de Jáltipan.

Lo curioso [además indignante] es que cuando la periodista alertó a otros colegas sobre lo sucedido e hizo su denuncia sobre la falta de compromiso de tanto el secretario ejecutivo, Jorge Morales Vázquez como de la presidenta, Ana Laura Pérez Mendoza, muchos, en vez de apoyar  a la colega, iniciaron una campaña en pro a la enlace de prensa y los representantes de dicha comisión. Hasta hubo quien, se atrevió a descalificar a la compañera, aludiendo: “Yo solo diré una cosa: hay quienes conocemos a  la compañera y otros no. Buen día a todos”. Comentario innecesario y burdo, más cuando se considera que el gremio debería ser el primero de apoyarse unos a otros de manera automática. Desafortunadamente los “intereses” entre los colegas se interponen ante un alertamiento de quienes sufren algún tipo de amenaza que pone en riesgo su integridad física y el de sus familias. Al parecer, el hacerlo  es considerado como una ofensa para algunos del propio gremio quien descalifica y prefiere el engaño, la opacidad y hasta la calumnia.

La presidenta de la CEAPP, a Ana Laura Pérez Mendoza, negó los hechos advertidos por la colega de Jáltipan y aseguró que el director del área se puso en comunicación con la periodista. “Se solicitó el patrullaje y hoy se reitera la medida (…) No es que no se intervenga, pero se hace ante elementos sólidos (…) En resumen, y lo puedes ver, se atendió, aunque no exactamente como ella quiere”.

En una comunicación directa con la colega, advirtió que hasta el cierre de esta columna, nadie, absolutamente nadie de la CEAPP han  entablado comunicación con ella y que jamás existió patrullaje alguno a su domicilio ni el sábado, ni ayer domingo, ni tampoco el día de hoy. ¿Quién miente? A mi parecer, la agraviada no tendría por qué falsear sobre la falta de sensibilidad de la CEAPP para atender su alertamiento. El negligente actuar es natural en un ente el cual no ha hecho absolutamente nada para reformar la ley que la sustenta y así impedir que sea institución que simula “vigilar” a sus “protegidos”. No se ha interesado en establecer las bases jurídicas necesarias para realmente ser una comisión que defienda los derechos de los periodistas y la libertad de expresión. Como tampoco ha hecho nada para impedir que sea el gobernador del estado quien imponga a sus representantes, convirtiéndola en una agencia de colocaciones. 

Página 1 de 107

Cartón

Servicio a la comunidad

MEME AGNVERACRUZ

Video de la semana