Martes, 19 de septiembre de 2017


Columna: Fuera de Foco

Los fiscales, bufones de los gobernadores

Viernes, 11 Agosto 2017
Los fiscales, bufones de los gobernadores Red Social de Jorge Winckler Ortiz

El huracán Franklin se degradó de la misma forma que lo está haciendo el responsable de la Fiscalía General del Estado (FGE). Jorge Winckler Ortiz, en el momento de tomar protesta como titular de la misma, en el acto protocolario de respetar las normas vigentes de la Constitución Mexicana que el cargo le confería, y si así no lo hiciere, que la sociedad se lo demande. Familiares de desaparecidos, la sociedad en general, empresarios, se lo han demandado y hasta el momento, el fiscal no tiene intención de renunciar.

Pero tampoco “Fisyulín” tiene intención alguna de cumplir con el compromiso de brindar probidad y justicia a los veracruzanos. A la sociedad le es urgente obtener por parte de la dependencia la honradez y ética para llevar a cabo los procesos tanto que dejó rezagado Luis Ángel Bravo Contreras como los que actualmente se están presentando. La ola de crímenes que se han originado en Veracruz no desciende, al contrario, se incrementa estrepitosamente que según el reporte del Sistema Nacional de Seguridad Pública ha situado al estado de Veracruz en el número uno en secuestros.

La FGE es omisa, incompetente e insolente. Se contrapuntea con la prensa que lo crítica, con los colectivos de personas desaparecidas, con los padres de los jóvenes de Tierra Blanca, con los empresarios. En fin, con todo aquello que no le permita llevar a cabo sus frivolidades que para Winckler son más relevantes. Como es la pérdida de cinco kilos que asegura ha ganado derivado de su nuevo trabajo y en donde se sospecha, lleva a cabo “comilonas” con platillos suculentos como los hacía Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa y su antecesor, Luis Ángel Bravo Contreras.

Citando un caso añejo, cuando la actual diputada local por el Partido Acción Nacional, María Josefina Gamboa Torales tuvo el infortunio de conocer en carne propia la forma de cómo, quienes ocupan el puesto de fiscal, tuercen la balanza de justicia para el revanchismo político, la venganza y la falta de sensatez y equilibro. Ella –y también el propio Winckler- vivió en carne propia la estupidez y falta de congruencia que manifestó el ex gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. Acto pueril que aplicaba a diestra y siniestra, con el cinismo que lo caracterizó en toda su administración. Por ocho meses, sufrió en su cuerpo la saña y el odio que ex mandatario sentía por Miguel Ángel Yunes Linares.

Maryjose Gamboa, lloró y comprobó la forma en la que es utilizada la fiscalía, que lejos de hacer una verdadera justicia para esclarecer cientos de crímenes –como la de los 19 periodistas asesinados- fuera operada por un orate como Luis Ángel Bravo Contreras para castigar a todos los “detractores” de su jefe Duarte. Sin “autonomía” el pusilánime no se tocaba el corazón para detener con fabricación de pruebas y tortura a quienes estorbaban a su mal gobierno.

Los amarres políticos que al parecer instauró el ‘gobierno del cambio’, ha hecho que este patético sujeto tenga impunidad. Jorge Winckler Ortiz, su defensor, tomó protesta como titular de la FGE y cuando todos pensaban –hasta la propia Maryjose Gamboa- que en verdad la justicia iba a llegar a Veracruz y todos, incluido el “Fisculín” estarían en la cárcel; la orden suprema fue otra. Winckler no movió un dedo en contra de este metrosexual. Traicionando no tan sólo a su “gran amiga” sino a las madres de desaparecidos, a los padres de los cinco muchachos de Tierra Blanca, a los periodistas asesinados; en fin, a todas y cada una de las personas que han sido víctimas de la delincuencia organizada tanto añejas como actuales.

Cuando María Josefina Gamboa Torales estaba en la cárcel, en una de las tantas entrevistas que le hice al hoy fiscal general, cuando era un ser ‘terrenal’ y la congruencia que aún le queda la echaba andar. Ahí mismo me respondió a uno de mis cuestionamientos que yo le manifestaba sobre que la justicia en México no existía para todos aquellos que no teníamos ni una pizca de poder en este país. Él me respondió:

“Si existe Silvia, no flageles (…) La justicia federal si funciona, la estatal es la que está realmente cuestionada (…) Mientras sigan estos desgraciados en el poder, en Veracruz no existirá realmente una justicia real porque Luis Ángel Bravo hace lo que Javier Duarte le dice”. Palabras más,  palabras menos, pero al final cuando fue nombrado como fiscal General del Estado por Yunes Linares, jamás consideré ni por un momento que él se convertiría en lo que tanto criticó. Una comparsa del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, un bufón de un hombre que busca hacer del panismo de Veracruz una franquicia como la que dice que tiene Andrés Manuel López Obrador.

Lo curioso es que ahora un edil panista es quien lo señala. El regidor 12 del ayuntamiento de Boca del Río, Cristian Joel Blanco San Germán en una transmisión en vivo en la red social Facebook, manifestó su molestia total por la situación en la que se encuentran ocho niños en el Predio 4, del municipio de Veracruz. Estos niños perdieron a su padre al ser asesinado por un albañil y su esposa. Atacaron a su madre al grado de que le amputaron una mano y hoy permanece grave en el Hospital General de “Alta” Especialidad ubicada en 20 de noviembre.

Los pormenores del asesinato y ataque a los padres de estos ocho menores:

“El lunes pasado, tras una presunta ‘riña’ a machetazos en calles de la colonia Predio 4, el señor, Eligio Reyes Ramos de 30 años de edad, perdió la vida, y como resultado de este ataque ahora su esposa, mientras su esposa, Leymi Janet Mata Pérez de 27 años de edad se encuentra grave. (…) A ella le amputaron una mano, fue trasladada a un hospital del puerto de Veracruz, donde su estado es reportado como grave, tras ser agredidos por el ahora identificado como Raúl “N”, de ocupación albañil y su pareja, María Luisa N”.

Dolido por la situación en la que se encuentran estos pequeños, advirtió que estaba visitándolos continuamente para saber acerca de su seguridad pues son cuidados únicamente por los vecinos, pero no cuentan con más familia que los ayude –obvio el gobierno de Ramón Poo y su esposa, Maricruz Barreda Cobo como presidenta del DIF  municipal no han considerado algún tipo de muestra de humanidad-. Les ha llevado despensas, un poco de ropa y además juguetes para hacer un poco más llevadera la pena del asesinato de su padre y la gravedad de su madre.

 

En ese acto, pidió a Leticia Isabel Márquez Mora, presidenta del DIF Estatal:

“Necesitamos el apoyo del gobierno del estado, ellos viven en una situación muy complicada, necesitamos el apoyo de cada uno de ustedes (…) Amiga Leti yo sé que juntos lo vamos a lograr, juntos vamos hacer sonreír a estos niños”.

Asimismo pidió apoyo para que los menores reciban una terapia psicológica por la gravedad de los hechos. También solicitó a la delegada de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Sonia Colorado Alfonso, su intervención para que los niños puedan estudiar.

Pero lo más alarmante fue la solicitud –casi suplica- que le hizo a Jorge Winckler Ortiz, fiscal General del Estado de Veracruz, para que interviniera con prontitud en el asesinato del padre y el ataque a la madre de estos pequeños, pues según advierten, están siendo omisos en el tratamiento de esta investigación.

Pero no tan sólo ese llamado ha recibido el “Fisyulín”, derivado de sus frívolas publicaciones en su cuenta de Twitter en donde presumía la dieta a la que lo sometió su mujer. Ahora la hija de Guadalupe Mora Palacios, asesinada en su domicilio el 12 de noviembre del 2016, le escribe al titular de la FGE desde las redes sociales.

 

Exponemos el mensaje completo:

“Le propongo que venga a vivir a casa, donde desde noviembre pasado no se duerme bien, no se come bien y no se vive bien. La zozobra y la tristeza son mejor fórmula que verduritas al vapor. Le propongo que se hospede en el hogar de cualquiera que tenga un familiar desaparecido, muerto o vejado, en una zona como las que habitan millones de veracruzanos: de popular a jodida, con alto índice de inseguridad (…) Cuando creo que he superado la peor etapa de mi vida, despierto y es día diez… Como cada diez de mes, con ella me matan nuevamente (…) Pero en esta ocasión no hablaré de ella. Ocuparé este espacio para “obsequiar” al fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, la receta que tanto busca para reducir la talla de su cintura, que ha aumentado desde que asumió el cargo, en enero (…) Le propongo que baje de su mundo frívolo a vivir en Veracruz, que visite el infierno. Nuestro infierno: el de las tres y media de la madrugada o el de las seis, del que es peor despertar. Le aseguro que para bajar de peso no tendrá que “sacrificarse” con agüita de naranja y ensalada”.

Nueve meses del asesinato y al fiscal no le ha dado la gana de esclarecer el asesinato. Y así como éste todos. Ni un solo resultado ha mostrado, lo único que los veracruzanos hemos observado es la forma de cómo responde con ‘excelencia’ a las órdenes que el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares le hace. Gente muy cercana a este grupo, en pláticas advierten que el mandatario estatal con ayuda de Winckler a lo que se están dedicando es a la ‘extorsión’ política. Es decir, a los duartistas que participaron activamente en la defraudación del estado, los acercan al gobernador, este les muestre las pruebas legales en su contra –recabadas con prontitud por su fiscal- y ahí viene la propuesta. “Te caes con X cantidad de dinero, o te metemos a la cárcel”. Por ello me advirtieron, es que muchos lograron librarla, pero los que no han querido “entrarle” son los que están en la cárcel cumpliendo su condena.

“Flavino Ríos Alvarado se negó, pero luego le entró, por eso lo dejaron libre”.

Ya saben las leyendas urbanas que se cuentan pero muchas veces llevan más verdad que mentira. Sólo el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares sabe a ciencia cierta la realidad de los hechos, pero desafortunadamente, muchas veces la realidad supera la ficción. 

Valora este artículo
(2 votos)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz