Miércoles, 16 de agosto de 2017


Columna: Fuera de Foco

Hipólito se desgarra la sotana por Miyuli

Lunes, 07 Agosto 2017
Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios. Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios. Despierta Veracruz

Un singular asalto en la Plaza Comercial Andamar ubicada en el municipio de Boca del Río, en una joyería que se caracterizó como siempre de la tardía reacción del “Mando Único” que como siempre, arriba mucho tiempo después a los lugares donde se perpetra un asalto o un crimen. Indudablemente algo no está funcionando y quienes están pagando los platos rotos de esa descoordinación tan evidente, es la propia ciudadanía.

Lo más criticable del tema, es que sectores de manera ignorante se estén manifestando en este tenor. Como es el caso de la iglesia católica, la cual justifica la situación tan espeluznante que se vive en el estado, argumentando que el caos lo originaron Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. El arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, salió este fin semana a la defensa del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares y en una posición que no le corresponde, inquirió a la sociedad que demanda resultados y asentó –con la vileza que lo caracteriza- diciendo que los ciudadanos deben de protegerse unos a otros y no esperar que la policía, la Secretaría de Marina o el Ejército, lo hagan. Luego entonces, ¿Para qué pagamos impuestos al gobierno yunista, si este no está obligado a rendir resultados?

Reyes Larios es un personaje que ayer se desgarraba las vestiduras en favor de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, siempre por intereses económicos –porque ese sujeto “celestial” le gusta mucho el dinero- ahora, mete bajo su sotana al actual gobernador y con ello, pretende demostrar su fidelidad a su el mandato y así conseguir que este ordene al Congreso del Estado no despenalizar el aborto. Al señor Reyes Larios no le preocupa ni ocupa que Veracruz se esté convirtiendo en un cementerio a cielo abierto, pero curiosamente y con doble moral, ejecuta una verdadera cacería de brujas en contra de las mujeres que decidan abortar. Incongruente y solapador, es lo que manifiesta ser este sujeto que en nombre de Dios, es incapaz de mostrar sensibilidad por las familias que son alcanzadas por la delincuencia.

Veracruz con un gobierno evidentemente fallido, –sea herencia de los Herreras o de los Duartes, continua en el tenor y hasta incrementándolo- donde la delincuencia organizada no tiene el mínimo recato de arrojar cuerpos completos o en pedazos de personas en calles o veredas; personas que seguramente se negaron a la extorsión que estos ejecutan, pero que la autoridad no tiene el mínimo interés de investigar -al mismo estilo de los sexenios anteriores-  y en minutos, determinan que se trató de un ajuste de cuentas. Al señor arzobispo solo le preocupa lo que puede sacar de provecho por parte del gobierno para imponer una ley y el dinero de las limosnas que sus fieles discípulos dejan en la canastita de mimbre que sus monaguillos recogen entre la gente que asiste a sus homilías.  Así, el señor arzobispo puede continuar viviendo en una posición económica realmente onerosa, que ninguno de sus feligreses más fanáticos tiene.

Pero los criminales saben que la Fiscalía General del Estado, su único papel en este tenor, es apilar los cuerpos inertes de los ciudadanos que fueron alcanzados por la delincuencia en Medicina Forense. Los asesinos saben que la impunidad está garantizada en Veracruz. Lo que no sabemos que si ésta negligencia es por flojera, por ineptitud o por los acuerdos que la autoridad hace con los facinerosos.

Triste panorama para la entidad, el cual a ocho meses de mandato yunista, ha elevado las estadísticas de personas asesinadas o asaltadas. Un resultado que pone a sudar frío a cualquiera, pues actualmente por la situación de inseguridad latente, el ciudadano en general, siente algo similar al estar inmerso en el juego de la ruleta rusa, donde todos los días tiene que detonar un disparo. Desafortunadamente aquí, quien jala del gatillo es la propia delincuencia organizada.

Es imperdonable además la ignorancia del arzobispo de Xalapa. Decir que desconoce el tema de las fosas clandestinas –en Veracruz, aparece una casi todos los días- es realmente criticable. ¿Cómo alguien tan desinteresado por las muertes a manos de los delincuentes, le pueden permitir ofrecer un sermón a sus feligreses luchando por la vida y la protección de la familia? ¿Cómo alguien tan sometido por el dinero, puede escuchar las confesiones de un devoto y devolverle un consejo de vida para mejorar la supuesta mala acción? ¿Cómo un sujeto que promueve “la vida” oponiéndose al aborto, no le interese en lo más mínimo las muertes que la delincuencia organizada está ejecutando en contra de la sociedad?

Indudablemente el arzobispo siempre se ha interesado más por intentar ser un “político” religioso, sin importarle realmente sus seguidores ni la ciudadanía en general. Su única preocupación es el dinero y el poder, este último le permite sacar provecho de todas las imposiciones retrogradas de la iglesia católica. Por ello es imperdonable su ignorancia hacia temas dolorosos como la inseguridad y las fosas clandestinas. El señor “celestial”, debe concentrarse en leer más allá de la Biblia, para poder luego entonces, le permita opinar de manera inteligente y congruente de la situación tan alarmante en el rubro de la seguridad que prevalece en el estado de Veracruz y sobre todo, para sentirse en el derecho de decidir en el cuerpo de las mujeres. 

Valora este artículo
(6 votos)
Silvia Núñez Hernández

Licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación, directora general y columnista. Sustenta su trabajo, tras 23 años de ejercicio periodístico adquirido en diversos medios de comunicación situados en el estado de Veracruz. Su principal objetivo dentro de su carrera profesional es ofrecer a la ciudadanía una editorial ética y objetiva. Un espacio donde los temas sociales y políticos, son analizadas con una visión crítica, con la finalidad de mostrar una perspectiva sustentada y razonada sobre la problemática social de Veracruz y de la República Mexicana.

Quejas y comentarios:

fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com

Twitter: @AGNVeracruz

Facebook: AgnVeracruz