Miércoles, 16 de agosto de 2017


Columna: Buenos Días Veracruz

La gran aventura de Pepe

Viernes, 28 Julio 2017

 

Si como se viene pronosticando el joven senador José Yunes Zorrilla será el candidato del PRI a la gubernatura del estado para el 2018…

Nada fácil para el peroteño, la posible candidatura sobre todo cuando el tricolor en Veracruz está pasando por sus peores momentos.

La herencia maldita que le deja el escándalo del ex gobernador Javier Duarte,  deja un sabor amargo dentro de la escasa militancia de su partido en toda la geografía veracruzana.

Los actos de pillaje y corrupción cometidos, por “destacados” cuadros del tricolor en las administraciones de Fidel y Javier; dejan a Pepe Yunes transitar en aguas pantanosas y con el grave riesgo de que en las próximas elecciones el PRI, no se levante de la lona.

Aunque el senador Yunes Zorrilla, ha llevado a cabo una intensa campaña de proselitismo, a lo largo y ancho del territorio veracruzano, tratando de sumar a grupos dispersos, que después del resultado desastroso, que llevó al primer panista a la silla embrujada de palacio de gobierno.

Los vientos políticos parecen no favorecer, las aspiraciones del joven Pepe, que fuertemente apalancado desde el altiplano, tiene todo un proyecto de gobierno, para aspirar a gobernar a los ocho millones de veracruzanas y veracruzanos.

El gobernador Yunes Linares tiene ya muy firme en el arrancadero a su hijo mayor Miguel Ángel Yunes Márquez, actual alcalde boqueño quien también tiene sus méritos propios; dos veces alcalde y transformador de este municipio conurbado con la ciudad y puerto de Veracruz.

Aún no existe la certeza de que el alcalde sea postulado por la alianza PAN-PRD; sobre todo porque desde el altiplano, todo parece apuntar que a nivel nacional la famosa alianza, pudiera transitar por otro proyecto de ir cada quien por su camino.

Y cuando el joven Pepe, está metiendo todo el acelerador al fondo; aun no hay la seguridad de que el PRI veracruzano esté en condiciones de presentar una candidatura fuerte y sólida.

El PRI estatal bajo la batuta de Renato Alarcón, está pasando por serios problemas económicos, que no le ha permitido tener capacidad de movimiento, con los sectores que integran al tricolor, pues a estas alturas no hay liderazgos ni cabezas de grupo que le den oxígeno.

Sin embargo Pepe no pierde la fe.

Sigue afanosamente trayendo recursos económicos de la federación, para distintos municipios, sobre todo en estos momentos en que los alcaldes del tricolor, están huérfanos ante una administración estatal panista.

La próxima elección para gobernador está seriamente complicada, sobre todo cuando este bienio azul, los asuntos públicos están frente a una severa crisis, de credibilidad ante la ola de violencia y de inseguridad.

El gobernador Yunes aún no ha podido superar el gravísimo problema de los diarios asaltos a casas habitación, las ejecuciones y asesinatos que tienen a los veracruzanos, con el Jesús mío en la boca.

Los permanentes operativos encabezados por el propio gobernador; en las reuniones domingueras, no han dado los resultados esperados.

Hay una marcada irritación social.

La crisis económica por la que atraviesa el gobierno; tiene a Veracruz al borde de la desesperación, un alta tasa de desempleo ronda en toda la estructura gubernamental.

Ocho meses de gobierno y la reestructura de la deuda pública, cada día se complica más y cuando el gobernador Yunes ya se convenció que el gobierno, del presidente Peña Nieto nunca vendrá al rescate de Veracruz, los días para el turco son muy severos.

Tampoco la tiene fácil.

Y la pretendida candidatura de Yunes Márquez, podría eclipsarse ante los resultados pírricos de la gubernatura panista.

Ahora bien.

El apellido Yunes parece no estar en estado de ánimo de los veracruzanos; tanto del PRI como de los azules amarillos.

¿O usted qué opina?

PD. ¿Hasta dónde César Camacho podrá aguantar el desafuero de los diputados priístas?  

Hay quien asegura que Tarek está blindado, no así Alberto Silva.

¿Y los diputados locales: Juan Manuel del Castillo y Vicente Benítez?

PUNTA DE LANZA.

EN EL OJO DEL HURACÁN.

La reestructuración de la deuda pública.

De acuerdo a lo que contempla el economista Rafael Arias Hernández, la reestructura famosa deuda del estado, solo endeudará más, pues implica aumentar los pasivos y aunque reduzca el interés de los créditos, se amplía el periodo de pago.

Rafael Arias criticó que el Ejecutivo del Estado utiliza una obligación de ley, de registrar la deuda pública ante la SHCP, para endeudar más al estado.

Así mismo reconoció que el reglamento de la ley de Disciplina Financiera contempla la figura de Fideicomiso Acreditable, que se quiera usar para aumentar los pasivos bancarios, que resulta un gran negocio para unos cuantos.

El maestro Arias recordó que estamos en la antesala de las elecciones, y existe un gran malestar ciudadano por el trabajo de la actual administración, “todo mundo se está preparando para exigir cuentas”

Por lo anterior, no descarta que los veracruzanos salgan emitir su voto de castigo…   

 

        

Valora este artículo
(1 Voto)
David Varona Fuentes

Periodista con más de 35 años de experiencia, columnista y analista político; radica en Xalapa Veracruz, en su trayectoria dio origen a medios impresos y  radiofónicos muy reconocidos en el estado de Veracruz; actualmente escribe y dirige un noticiero en su propio portal informativo en www.lagazeta.org   con cobertura en 138 países.

e_varona@hotmail.com