Miércoles, 23 de agosto de 2017


Columna: Buenos Días Veracruz

El desencanto Yunista

Miércoles, 12 Abril 2017

En un sondeo ciudadano a 132 días del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares; En una encuesta con hombres y mujeres que votaron por el gobernador del estado, la respuesta ha sido decepcionante. Casi todos los encuestados coinciden, que se equivocaron a sufragar su voto por el actual mandatario.

Los resultados arrojados a estas alturas, se reflejan en las caras largas y la irritación de la forma y estilo de gobernar de don Miguel Ángel, quien se encuentra en un callejón sin salida.

El arranque fue de diez puntos y ahora en este momento se encuentra, a cuatro miserables puntos de aceptación ciudadana.

Con su espíritu de Sherlock holmes…su pasión; la policía, el Ejército, la Marina y la persecución de delincuentes y narcotraficantes.

Sus ojos azules se agigantan frente a los pelotones de soldados, marinos y policías marchando frente al gobernador veracruzano.

Los resultados del ataque frontal en contra de la delincuencia, que tiene asolado al territorio veracruzano, han sido pírricos.

El gobernador hace todo…o casi todo.

Los miembros de su gabinete, no dan resultado alguno, pues casi todos ellos solo son empleados del señor gobernador, que no permite que nadie le haga sombra. O lo que es lo mismo  brillen con luz propia.

El gobernador no acepta ni escucha críticas.

No le da crédito a chismes o “babosadas”.

Yunes Linares ha centralizado el poder; de su mano maneja La fiscalía General del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Finanzas y hasta él mismo dicta los boletines de prensa.

La Secretaría de Gobierno no existe. Rogelio Franco se ha convertido en su dama de compañía, que no se ve ni se siente.

Otros destacados funcionarios, solo dos se contemplan; Enrique Pérez Rodríguez titular de la SEV e Irán Suárez Villa de Salud, quienes en forma discreta sacan al buey de la barranca.

¿Y el Súper Secretario?

Oculto día y noche, en su caverna que no se paran ni las moscas, pues el palacio de gobierno luce como un cementerio, donde como “zombis” caminan los empleados, con rostros desencajados, tristes y angustiados, esperando que de un momento a otro caiga sobre ellos la guillotina que los dejará sin empleo.

El gobernador rara vez llega al palacio de gobierno.

Su centro de operaciones Boca del Río. Su feudo en donde por las noches en el Estero, sueña con grandes pesadillas que lo atormentan, pues su lema es: “El poder no se comparte.”

Algo está pasando al interior del gabinete yunista, se escuchan voces de que muchos de los que vinieron con ilusiones de un paraíso, ahora quieren ya tirar la toalla.

El gobernador duerme escasa tres horas y a ese ritmo de trabajo, varios de sus colaboradores se les nota con cansancio agotador.

Aunando que varios de ellos no se les ha pagado sus respectivos sueldos desde que llegaron en el mes de diciembre del año pasado. Solo algunos cuantos han cobrado una quincena.

Yunes los traen a pan y agua, no hay dinero; el gobernador ha concentrado todos los recursos que el gobierno había asignado a todas las dependencias, y sea manejado por el propio Ejecutivo.

Algo le preocupa, algo le angustia al señor Gobernador, su mirada perdida denota una preocupación que escapa de sus manos. El portazo presidencial cuenta y cuenta mucho.

El cierre de las llaves de los recursos públicos de la federación, motivo más que suficiente para vivir bajo la zozobra e incertidumbre.

A lo lejos se escuchan tambores de guerra, las elecciones municipales no darán los resultados esperados para los ángeles azules.

Veracruz puerto y Boca del Río, se mecen bajo una derrota inesperada. La política es la ciencia exacta de las circunstancias, no por madrugar amanece más temprano.

¿O usted qué opina?

PD. 175 días y Javier Duarte de Ochoa, se ha convertido en una leyenda, sigue sin aparecer el prófugo de la justicia. Sobre este personaje siniestro se han venido manejando varias hipótesis sobre su paradero. La Bolsa de la recompensa ya subió a 25 millones de pesos.

Tomás Yarrington ese es otro rollo.

Javier Duarte no caerá en manos de la justicia y menos a estas alturas, en donde está en juego la sucesión gubernamental del estado de México.

Mientras los más “sesudos” columnistas estarán inmersos en el patio de vecindad y en los lavaderos…no todos. 

PUNTA DE LANZA.

PEÑA TIRA UNA FORTUNA.

Lo que cueste la gubernatura del estado de México, pero, por ningún motivo debe perderse. La candidatura del Alfredo del Mazo primo del presidente, está costando carretadas de dinero, que se está repartiendo entre los mexiquenses, de los municipios más grandes de la población urbana, sobre todo, en donde los panistas tiene gran influencia.

Con el reparto indiscriminado de despensas y tarjetas de plástico de las tiendas Somex y Soriana, que tiene saldo de 1700 pesos cada una, Alfredo Tercero anda buscando el voto de sus paisanos, que ya ni ellos mismos le creen a sus promesas y ofrecimientos.

Aterrorizado Peña Nieto ve el fantasma de Peje, que cruza el firmamento político mexiquense. Doña Delfina Gómez va encabezando todas las encuestas. Mientras los Pinos gastan a pasto en las encuestas de los principales rotativos de la Ciudad de México.

Sin embargo, todo apunta que la pelea estará entre doña Josefina Vázquez Mota y la maestra Delfina Gómez.

Alfredo del Mazo se le observa ausente, ante una campaña feroz de los panistas y los morenistas, que apuestan a su derrota…

Sea por dios y que venga más. 

Valora este artículo
(4 votos)
David Varona Fuentes

Periodista con más de 35 años de experiencia, columnista y analista político; radica en Xalapa Veracruz, en su trayectoria dio origen a medios impresos y  radiofónicos muy reconocidos en el estado de Veracruz; actualmente escribe y dirige un noticiero en su propio portal informativo en www.lagazeta.org   con cobertura en 138 países.

e_varona@hotmail.com